Muchos defienden la energía solar como una alternativa a tener en cuenta de cara a un futuro sostenible. Pero inevitablemente nos topamos con un inconveniente. Más allá del aprovechamiento que se pueda hacer de la luz solar con la tecnología que usamos actualmente en los paneles solares, el gran problema está en que las granjas solares ocupan kilómetros de espacio. Espacio que tiene un valor, que puede ser económico o, irónicamente, ecológico.

De ahí que el proyecto del que vamos a hablar tenga más valor si cabe. Aparte de la importancia de instalar paneles solares en una superficie de unos 532 kilómetros de largo, la distancia que recorren los canales de Narmada a lo largo y ancho del estado de Gujarat, en la India. Paneles solares que hacen las veces de protector para las aguas que recorren estos canales, evitando su evaporación ante las altas temperaturas.

Un país tan grande como la India generó el 72% de su electricidad en 2018/19 empleando principalmente plantas eléctricas alimentadas con carbón. Y como todos sabemos, no es un país pequeño. Se trata del segundo en población, con más de 1.380 millones de habitantes en 2020 según estimaciones de la ONU. Así que cualquier acción que realice la India hacia una economía más sostenible, debería ser bien recibida en todo el mundo por su impacto en el planeta, más importante que el de muchos países en su conjunto. Para empezar, que el país tenga un ministerio dedicado en exclusiva a las energías renovables.

Optimizando el espacio con canales solares

Otro de los datos que llaman la atención de India es su densidad de población. 464 personas por kilómetro cuadrado. Sí es cierto que esa presión no es idéntica en todo el país. Con gigantescas ciudades superpobladas frente a zonas rurales prácticamente abandonadas. Pero el dato está ahí e influye en cualquier nueva construcción, incluso al Canal Solar Power Project, el nombre que se le dio a este ambicioso proyecto de construir canales solares, o para entendernos, colocar paneles solares encima de canales de agua.

Fuente: Hitesh vip (Wikipedia)

La idea se anunció en un lejano 2012. El propósito era aprovechar la longitud de los canales de Narmada, de unos 532 kilómetros de longitud, para instalar paneles solares y así obtener energía eléctrica limpia. Para ello se contrataron los servicios de SunEdison India, filial de la estadounidense SunEdison, empresa especializada en proyectos relacionados con energía solar y energía eólica.

El proyecto piloto, de un megavatio de potencia, fue inaugurado en abril de 2012 por el entonces alto mandatario del estado de Gujarat, al noroeste de India. Esta primera fase, con un coste de 2’5 millones de dólares estadounidenses, se encontraba en el ramal de Narmada entre Chandrasan y Kadi. Además de generar energía solar, protegía el agua del canal, de manera que evitaba la evaporación de hasta nueve millones de litros de agua al año.

El éxito de esta primera fase llevó a la construcción de una planta de energía solar en el distrito de Vadodara, en el estado de Gujarat, en 2015. Con un coste de 18’3 millones de dólares estadounidenses, el proyecto podía extraer la electricidad de distintos puntos de de los canales solares. Según sus responsables, la energía generada puede emplearse en la agricultura de la zona, volcarse en la red eléctrica o venderse a compañías de distribución.

Una relación simbiótica

Decíamos que la principal razón para instalar paneles solares encima de canales de agua es el ahorro en el coste de comprar o arrendar kilómetros de terreno que puede emplearse para otros usos, como la agricultura, viviendas u otras infraestructuras, al menos en la zona de la que estamos hablando. Pero hay más beneficios.

Fuente: Best Projects In India @BestProjectsInd (Twitter)

En el estado de Gujarat, las zonas por las que pasa el río Narmada son básicamente agrícolas. De manera que necesita esa agua para riego y para sus habitantes. Las altas temperaturas hacen que gran parte de esos litros de agua se evaporen, y esto provoca que en muchas zonas apenas llegue agua y que la que llega sea tóxica por culpa de las algas que crecen con ayuda de la luz solar directa.

Así, los paneles solares generan energía limpia al tiempo que evitan la evaporación de agua. Y, de paso, impiden que crezcan las algas que contaminan el agua. Y por si todo esto parece poco, con parte del agua se pueden limpiar y enfriar los paneles solares, aumentando su eficiencia entre un 2’5 y un 5%.

El primero de muchos canales solares

El estado de Gujarat, al noroeste de India, cuenta con más de 80.000 kilómetros de canales de agua. Según la compañía eléctrica Gujarat State Electricity Corporation, si sólo un 30% de esos canales se cubrieran con paneles solares, se generarían 18.000 megavatios de potencia. El equivalente, en superficie ocupada, sería el de una granja solar de 364 kilómetros cuadrados.

Por ahora, al proyecto iniciado en 2012 se le han sumado otros, como el que se anunció en 2019 y que debía alcanzar una potencia de 100 megavatios ocupando 40 kilómetros del canal principal que constituye el río Narmada.

Pero el proyecto va más allá de Gujarat. Otros siete estados de India se han ido sumando a distintas instalaciones de canales solares. Como Punjab, Karnataka o Kerala. Para hacer esto posible, el ministerio de energías renovables de India, Ministry of New and Renewable Energy en inglés, ofreció en 2016 ayudas para la creación de estas instalaciones solares, muchas de ellas ya terminadas y en funcionamiento.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.