Poner una estación meteorológica en casa puede ayudarte a anticiparte a las nevadas o saber la temperatura real en la puerta de tu hogar sin salir de casa… o incluso estando lejos de ella. Si estás interesado en hacerlo, debes echar un vistazo a estas soluciones, compatibles con el smartphone y muy sencillas de instalar: sin cables y sin ataduras de ningún tipo.

Estación Meteorológica de Netatmo

Aunque no es la más barata ni la más potente, la estación meteorológica de Netatmo es una de las más populares por ser compatible tanto en interior como en exterior. Además, ofrecer un lista de especificaciones más que interesantes.

Consta de dos módulos, uno para interiores y otro para colocarlo en el exterior de la casa (o en una ventana). Este último sirve para tener en tiempo real toda la información meteorológica de los alrededores. Y, además, se puede ampliar con más subestaciones.

También de forma opcional se pueden añadir accesorios como un pluviómetro para medir las lluvias. Toda la información se sincroniza vía Wi-Fi con su app y se muestra en el móvil el tiempo real.

Es compatible con todos los asistentes de hogar conectado, incluyendo Homekit, y se puede utilizar también para crear automatizaciones en función de las condiciones climáticas. Eso sí: no tiene pantalla, por lo que toda la información debe ser consultada vía app.

Estación Meteorológica de La Crosse

La opción de La Crosse es una de las más interesantes, pero también la de precio más elevado si tenemos en cuenta sus posibilidades de conectividad, puesto que requiere un puente (incluido) para tener conectividad con el smartphone.

Al igual que el resto, consta de un sensor exterior que se coloca en la calle para que registre los datos y los trasmita a la pantalla central, de tinta electrónica, que además sirve para medir la información del interior y hacer predicciones o mostrar un histórico de los datos.

Permite enviar notificaciones al smartphone e incluye una de las apps más completas para saber las condiciones atmosféricas.

  • Comprar estación de La Crosse en Amazon España.
  • Comprar estación de La Crosse en Amazon México

Quntis Estación Meteorológica Inalámbrica

La opción de Quntis es quizás la más económica de todas. Consta de dos partes: un sensor exterior que se coloca en la calle (ventana, balcón, jardín), y una pantalla central de tinta electrónica que sirve para controlarlo y para tener toda la información en hasta un máximo de 60 metros.

La funcionalidad es básica, pero dado su reducido precio, de poco más de 30 euros, es ideal para adentrarse en el mundillo de la estaciones meteorológicas. Eso sí, no es compatible con los asistentes virtuales ni tampoco tiene opciones de conectividad.

Eve Degree

No es una estación meteorológica exterior, pero si es muy adecuada si lo que buscas es un dispositivo portable, resistente a lluvia ligera y con el que moverse alrededor de la casa o medir temperaturas exteriores.

Es compatible con Homekit de Apple sin necesidad de servicios externos o cuentas, por lo que será del agrado de los más exigentes en el campo de la privacidad. El aspecto negativo es que usa Bluetooth para comunicar los datos con la app del smartphone, por lo que colocarla en punto alejado puede limitar bastante las lecturas en tiempo real.

Bonus: OpenWeatherMap

No es una estación meteorológica, pero si un agregado de muchas de las conectadas alrededor del mundo. Con OpenWeatherMap puedes acceder a los datos que comparten los usuarios y conocer casi en tiempo real las condiciones meteorológicas de tu calle sin salir del casa, poner notificaciones en tu móvil, o integrarlo en asistentes virtuales.

Tiene app para iOS y Android y la versión doméstica de la API (limitada) es gratuita, al igual que el registro para acceder al agregado de datos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.