Hay una gran diferencia al trabajar delante de un ordenador con una pantalla, a lo que todos estamos acostumbrados, y hacerlo a doble pantalla, una al lado de la otra. Contar con una segunda pantalla te cambiará la vida. Eso sí, necesitarás una tarjeta gráfica nueva, la segunda pantalla y realizar la instalación correspondiente. Algo que no siempre es fácil.

Pero a través de software, un proceso complicado se convierte en algo tan simple como instalar una aplicación en tu ordenador y abrir el navegador en el segundo dispositivo. Sin cables. Un segundo monitor en forma de tablet, smartphone o del dispositivo que elijas, siempre y cuando tenga navegador web.

Así funciona Deskreen, una solución en forma de software que puedes instalar tanto en Windows como en macOS y Linux. En el segundo dispositivo, el que hará de segunda pantalla, no necesitarás instalar nada.

Compartir pantalla y segunda pantalla

La función principal de Deskreen es hacer de segunda pantalla. Así obtendrás más espacio donde abrir ventanas y aplicaciones. Para ello, puedes emplear un adaptador que ofrecen sus propios responsables o usar solamente el software.

Pero la aplicación va más allá. Puedes también compartir el escritorio entero en una segunda pantalla o solamente compartir una única ventana. Todo a través del navegador web y empleando la conexión WiFi, sin cables.

Otra ventaja de esta alternativa gratuita a AirPlay, Mirrorcast o Chromecast, es que funciona tanto con una pantalla doble como con varias. Y para que la conexión sea lo más óptima posible, podemos configurar la calidad de vídeo para evitar saltos o cortes. Una manera sencilla de mostrar tu escritorio en dos o más dispositivos complementarias.

En tres simples pasos

Usar Deskreen es tan fácil como seguir tres sencillos pasos. Primero, instalamos la aplicación y la ponemos en marcha. Escaneamos el código QR con la cámara del dispositivo que hará de segunda pantalla. Si no tiene cámara, introduce en el navegador de ese dispositivo el enlace que ofrece la app.

Luego deberemos elegir entre mostrar toda la pantalla o solamente una ventana activa. Así evitarás compartir archivos o detalles de tu ordenador que no te interese mostrar. Y, finalmente, el tercer paso consiste en confirmar que queremos realizar la conexión.

Para terminar, Deskreen es que es gratuita. Y no necesitas instalarla en el dispositivo que se convertirá en segunda pantalla. Eso sí, la conexión WiFi debe ser buena para que la imagen se vea correctamente. Es decir, que aunque la conexión es directa entre dispositivos, deben estar relativamente cerca.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.