El 29 de julio de 2012 falleció en París Chris Marker, cineasta francés que durante su vida fue un enigmático y prolífico artista. Y es que muchas veces el nombre de Chris Marker se puso bajo la lupa y se hicieron decenas de teorías en torno a él. Este artista nació en 1921, así que gran parte de su trayectoria artística transitó en una época sin internet. Esto abonó aún más a su leyenda, e incluso se cuestionó con gran ahínco su existencia.

En la actualidad, a Chris Marker se le conoce por su fecunda y sorprendente obra. La cual transitó siempre la crítica y una mirada única sobre el mundo. Una de sus primeras obras fue el cortometraje Les statues meurent aussi, codirigido con Alain Resnais. Este fue censurado en Francia durante mucho tiempo por su posicionamiento crítico ante el colonialismo y el aplastamiento social de las culturas africanas.

A lo largo de su carrera realizó obras de ficción, pero también se le considera como el artífice del "documental subjetivo". Es decir, aquel documental que recoge la visión propia del director y alcanza reflexiones ensayísticas a lo largo de la cinta. Se dice que a lo largo de su vida no dio entrevistas. Por lo que durante mucho tiempo, como decíamos líneas arriba, se decía que Chirs Marker no existía. O que, de otra forma, su nombre era más bien una firma que unificaba el trabajo de un grupo de directores.

'Doce Monos' y Chris Marker

'Doce monos' (1995) | Universal

En la historia del cine, este artista francés es toda una institución. Una referencia obligada para los documentalistas y en general para los amantes del séptimo arte. Entre sus obras más influyentes se encuentra el cortometraje La Jetée de 1962. Una película que más tarde inspiraría a Terry Guilliam para su cinta Doce Monos. Recordemos que esta película fue estrenada en 1995, protagonizada por Bruce Willis y Brad Pitt.

La Jetée, al igual que la cinta del mítico Monty Python, trata de una serie de experimentos científicos realizados en distintos saltos en el tiempo en un mundo post-apocalíptico. Más tarde, en 2015, Doce Monos también fue adaptada a una serie de televisión. La cual fue emitida durante 4 temporadas.

Marker el revolucionario

Hacia finales de los noventa Chris Marker hizo uso de la tecnología digital y realiza varios proyectos con materiales interactivos. Una pequeña muestra de que este artista francés no se ceñía a los estándares del cine convencional, ni se cansaba de experimentar con las herramientas visuales a su alcance.

Cabe señalar que gran parte de su obra está comprometida socialmente y tiene una gran carga política. Muchos de sus trabajos fueron dedicados a las luchas sociales, como de China, Cuba y la Siberia comunista. También observaba las guerras de la época: Vietnam y Bosnia. En otros casos se interesó por la obra de otros dos gigantes del cine: Andrei TArkovsky y Akira Kurosawa, a quienes filmó en Une journée d'Andrei Arsenevitch (1999) y A.K. (1985), respectivamente.

Su última película registrada es Chats perchés de 2004, que se estrenó directamente en DVD. Un interesantísimo documental sobre unos gatos amarillos que aparecen pintados en los muros de París. En donde Marker, que siempre manifestó su amor por los gatos, busca el origen de estas pintas y termina capturando los acontecimientos políticos e internacionales de los últimos años.

Así pues, Chris Marker fue y será un artista que siempre ha despertado gran interés en los amantes del cine. Su obra única y sorprendente nos habla de cómo en todas las artes siempre habrá creadores que no solo son innovadores en su área. Sino que se convierten en leyendas, en personajes que trascienden el tiempo. Es decir, influencias que vale la pena conocer, revisitar y mirar muy de cerca, lo más posible.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.