Cuando adquieres un teléfono Android nunca piensas que algún día vas a prescindir de él. Bien porque has encontrado un modelo mejor o porque se te ha estropeado, en un momento concreto del futuro te desharás de tu teléfono. Puedes vender tu Android, regalarlo, donarlo o reciclarlo como dispositivo para otras tareas.

Hagas lo que hagas con tu viejo teléfono Android, una tarea primordial es la de borrar tus datos de ese teléfono. Llamadas, mensajes, historial de navegación, fotografías, vídeos… Hay un sinfín de información y contenido que tienes en tu Android y que deberías eliminar antes de vender tu Android o guardarlo en un cajón. Por si acaso.

Veamos cómo llevar a cabo esta tarea. No te llevará mucho tiempo, te ayudará a estrenar tu nuevo teléfono con la información anterior y te evitarás alguna sorpresa o susto, ya que tus datos no caerán en malas manos.

Primero, la copia de seguridad

Es probable que si vas a estrenar nuevo Android quieras mantener tus ajustes, aplicaciones y demás información del viejo teléfono. De un tiempo a esta parte, Android integra Google Drive para hacer esta tarea, guardar tus datos en la nube por si necesitas restaurarlos. Así que antes de borrar tus datos, vamos a respaldarlos.

El proceso de copia de seguridad suele ser automático, pero más vale hacer una copia de seguridad manual, por si acaso. Para ello deberás ir a Ajustes > Google > Hacer copia de seguridad y, finalmente, pulsar en el botón Crear una copia de seguridad ahora. Debajo de esta opción podrás comprobar qué clase de datos se guardan: llamadas, aplicaciones, contactos, ajustes, fotos y vídeos…

Segundo, cerrar sesión en la cuenta de Google

Normalmente, tu teléfono Android está asociado a tu cuenta de Google. Así te beneficias de la integración de las aplicaciones y servicios de Google en tu smartphone. De manera que si queremos deshacernos de un Android, deberemos cerrar sesión en esa cuenta, algo que en Android se llama Eliminar cuenta.

El nombre puede dar pie a confusión, pero al realizar esta tarea, verás la explicación de qué estás haciendo. En concreto, desde Ajustes > Cuentas o similar, varía entre teléfonos y versiones de Android, deberías ver tu cuenta de Google configurada en el teléfono.

Una de las cosas que puedes hacer es Eliminar cuenta o Quitar cuenta. En realidad, estás cerrando sesión de Google en ese teléfono y desvinculando teléfono y cuenta. Android te dirá “Si eliminas la cuenta, se eliminarán todos los mensajes, contactos y otros datos del dispositivo”. Es decir, que seguirán estando en la copia de seguridad que hayas hecho.

Tras confirmar lo que quieres hacer dos veces, primero pulsando de nuevo en Eliminar cuenta o Quitar cuenta y, finalmente, pulsando en Aceptar, ya habrás desvinculado el teléfono de tu cuenta de Google.

Tercero, borrar tus datos

Y ahora sí, ya sólo nos queda eliminar el contenido de tu teléfono Android para que no quede rastro de nosotros. Hemos copiado esos datos a la nube, hemos desvinculado la cuenta de Google de Android y, finalmente, vamos a borrar los datos del teléfono.

Para hacer esto, acudiremos a la opción Restablecer valores de fábrica. La encontrarás a través del buscador integrado en Ajustes o en diferentes submenús, según tu modelo de teléfono y versión de Android. En mi caso, con Android 11, esta opción está en Ajustes > Sistema > Avanzado > Opciones de recuperación. Y el nombre de la opción es Volver al estado de fábrica (borrar todo).

Se llame como se llame, el estado de fábrica consiste en reiniciar el teléfono Android eliminando cualquier dato, archivo o configuración posterior a la primera vez que encendiste el smartphone. Es decir, que cuando finalice esa restauración o restablecimiento, el teléfono se encenderá como si lo hicieras por primera vez.

Estas son las tres acciones básicas antes de vender tu Android para no dejar rastro de tus datos. Sin embargo, hay más cosas que puedes hacer. Por ejemplo, no olvides extraer la tarjeta SD y/o sustituirla por una nueva. También puedes formatearla, si la quieres dejar ahí.

También en Hipertextual