Las dos películas navideñas protagonizadas por el pilluelo Kevin McCallister (Macaulay Culkin), que se titulan Solo en casa y Solo en casa 2: Perdido en Nueva York (Chris Columbus, 1990, 1992) y están disponibles en Disney Plus, comparten estructura dramática. Es decir, el niño realiza el mismo viaje vital en circunstancias diferentes pero, a la vez, muy similares. Y uno de los paralelismos entre los dos filmes lo constituye su relación con dos personajes. En el primero, su vecino Marley Nodercross, al que encarna el poeta Roberts Blossom (La última tentación de Cristo). Y, en el segundo, la mujer de las palomas, a la que da vida Brenda Fricker (Veronica Guerin).

Tanto el uno como el otro son personas tristes y solitarias a las que Kevin McCallister teme al principio pero con las que acaba trabando una sincera amistad. Y, en el último tramo, él les ayuda para que tomen decisiones importantes que transforman su desgraciada existencia. Y ambos le salvan de los ladrones Harry Lyme (Joe Pesci) y Marv Merchants (Daniel Stern) en el momento preciso. Como le influyen para que aborde con una perspectiva mejor sus relaciones familiares. Muy facilón todo, sin profundidad alguna. Cosa que no es que hiciese ninguna falta en unas comedias tan ligerísimas de porrazos como las dos aventuras de Solo en casa.

AL | Flikr

Y en estas fechas navideñas hemos conocido una amarga ironía. Roberts Blossom murió en junio de 2011, a los ochenta y siete años. Pero la irlandesa Brenda Fricker sigue entre nosotros aunque coleando poco. Y, según ha querido contar en The Ray D’Arcy Show, su situación presente no se diferencia mucho de la de la mujer de las palomas. Salvando las distancias, por supuesto. “Mentiría si dijera que será una linda y feliz Navidad porque soy mayor y vivo sola. Puede ser muy oscura”, ha declarado en dicho podcast. Y de sus palabras se han hecho eco diversos medios de comunicación anglosajones hasta convertirlas en virales.

No hablamos de una artista cualquiera: ganó el Oscar a la mejor actriz secundaria por su Bridget Brown de Mi pie izquierdo (Jim Sheridan, 1989). “Apago el teléfono y bajo las persianas. [Veo] algunos buenos programas, y tengo a mi perro y lo supero de esa manera”, ha comentado Brenda Fricker, viuda desde 1990 y retirada desde 2015 tras otros papeles en Tiempo de matar (Joel Schumacher, 1996) u Omagh (Pete Travis, 2004). “No quiero que suene como algo negativo, pero es un tipo diferente de Navidad; eso es todo”, concluye. Sin embargo, pese a que lo minimice, qué bien vendría un Kevin McCallister para alegrarle la Navidad como a la mujer de las palomas de Solo en casa 2.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.