Desde hace años utilizo dos navegadores web. Un navegador para trabajar y otro para el tiempo libre. Más que nada para no mezclar búsquedas, enlaces favoritos, herramientas web, cuentas y direcciones de correo. Un método como cualquier otro para separar mi tiempo laboral del resto del día.

Precisamente, el navegador se ha convertido en la principal aplicación que usamos en el ordenador para trabajar. Consultar el correo, mirar el calendario, hablar con compañeros de trabajo, realizar reuniones a distancia o incluso editar imágenes o redactar documentos, todo esto lo hacemos ya desde el navegador de una manera más cómoda que si descargásemos las aplicaciones correspondientes.

Además, así tenemos todas nuestras herramientas a mano con independencia del dispositivo que usemos para conectarnos a internet.

Por lo demás, contamos con multitud de navegadores web para elegir. Estadísticamente, los más usados son Google Chrome y Firefox. Y en el primer caso, han proliferado las alternativas a Chrome basadas en su mismo código, Chromium, pero con mejoras. Es lo que ocurre con Sidekick, un navegador para trabajar online con todas las comodidades posibles.

El navegador como entorno de trabajo

Los responsables de Sidekick definen este navegador web como el entorno de trabajo más rápida que se ha hecho nunca. La clave es un navegador basado en Chromium, la versión de código abierto de Google Chrome y que permite prescindir de todo aquello que no nos guste del navegador de Google. Eso y añadir nuevas funciones.

Sidekick destaca por dar prioridad visual y de acceso a las aplicaciones web. Gmail, Notion, Instagram, Trello, Asana o Slack se han convertido en herramientas habituales si trabajas a distancia o teletrabajas, de manera que tenemos dos opciones en nuestro día a día: descargar sus aplicaciones oficiales, si las hay, o tener un enlace favorito en el navegador. Sidekick coloca una barra lateral para tenerlas siempre a mano.

No sólo eso. Desde esa barra lateral puedes acceder a tus aplicaciones web empleando una o más cuentas con las ventajas que esto supone. Y si la lista de apps es extensa, puedes buscarlas directamente desde la barra de direcciones o desde el buscador que aparece en cada nueva pestaña. Por lo demás, la barra lateral también muestra notificaciones y avisos como ocurre con tus apps de iPhone o Android.

Segundo pilar de Sidekick: las sesiones. En vez de abrir varias pestañas nuevas cada vez que empiezas a trabajar en un proyecto o tarea, con las sesiones abrirás las pestañas necesarias para ponerte a trabajar ya. Vamos, que puedes agrupar pestañas para así abrir las aplicaciones que necesitas en ese momento de una sola vez.

Esto es lo que verás cuando empieces a usar Sidekick. A nivel interno, sus responsables han depurado Chromium para que consuma menos recursos. Entre otras mejoras, han implementado el bloqueo de trackers y publicidad invasiva para evitar distracciones y que el navegador funcione más lento. También han mejorado el consumo de recursos por parte de las pestañas. Es más, de manera automática puede reducir la memoria asignada a pestañas que hace mucho que no utilizas.

Teletrabajo, solo o en equipo

Sidekick tiene lo mejor de Google Chrome y las mejoras aportadas por sus responsables. A todo lo expuesto arriba, hay que mencionar la compatibilidad de decenas de extensiones de Chrome.

Otra novedad de Sidekick frente a Google Chrome es que facilita el trabajo en equipo. Para ello, podemos crear perfiles de usuario y asignarles aplicaciones en función de sus tareas. Esta opción está presente en la versión de pago de Sidekick, a la que te puedes suscribir. Entre otros añadidos, sirve para compartir aplicaciones, contraseñas y enlaces.

La versión de pago más completa integra también una VPN, añade protección de contraseñas con autenticación en dos pasos, videollamadas integradas en el navegador y gestión avanzada de extensiones y funciones del navegador.

En cuanto a la versión gratuita de Sidekick, es totalmente funcional para trabajar en solitario, sin cuentas compartidas. El único límite es que puedes colocar hasta cinco aplicaciones web en la barra lateral.

En definitiva, Sidekick quiere ser una alternativa para quienes empleamos un navegador dedicado en horas de trabajo, evitando así mezclar tu navegación profesional con el tiempo que pasas en internet en horas libres.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.