Pornhub, el sitio de contenidos para adultos más grande del mundo, quedó en el centro de la escena luego de que un artículo de The New York Times expusiera que la plataforma podría alojar contenido ilegal, como pornografía infantil y violaciones. Tras el escándalo, la compañía anunció una serie de cambios y prometió que trabajarían en nuevas políticas de moderación. Días antes, Visa y Mastercard suspendieron sus pagos con tarjeta en esta web.

Los primeros cambios consistieron en limitar la publicación de contenidos. Pornhub quitó la posibilidad de que las cuentas no verificadas carguen vídeos. En esa línea, este domingo el sitio eliminó todo el contenido publicado por cuentas no verificadas. Luego de este movimiento, desaparecieron más de 8.8 millones de vídeos, lo que representa un 60% del material disponible. Como resultado, quedaron únicamente el material de socios de contenido.

"Como parte de nuestra política de prohibición para usuarios no verificados, ahora también suspendimos todo el contenido subido anteriormente que no fue creado por socios de contenido o miembros del Programa Modelo". Así lo indicó Pornhub en una entrada de su blog. La medida se presenta como un avance importante para la seguridad, ya que desde el lanzamiento de la plataforma, en 2007, cualquier usuario podía cargar videos.

Pornhub verificará los contenidos eliminados

Según indica Motherboard, los usuarios verificados de la plataforma solo tuvieron que cargar una selfie con un papel escrito a mano con su nombre seguido de "Pornhub" para conseguir el check. La verificación hace que los usuarios sean elegibles para unirse al programa ModelHub que les permite monetizar sus vídeos. Desde la empresa canadiense se comprometieron a modificar el proceso de verificación de cuentas el año próximo, aunque no brindaron más detalles.

El sitio aseguró que los vídeos eliminados serán sometidos a una revisión de acuerdo a sus políticas de confianza y seguridad. Las tareas de verificación de material comenzarán recién en 2021, pero podrían tardar bastante en completarse. Tan solo en 2019, se cargaron más de 6 millones de vídeos nuevos. Y no se trata únicamente de contenido para adultos, también se cargaron películas pirateadas y otro tipo de material.