Alt F4, Windows L o Ctrl Alt Supr son tres ejemplos de atajos de teclado con los que te ahorrarás problemas y quebraderos de cabeza. Alt F4 cierra aplicaciones, Windows L bloquea la pantalla de Windows y Ctrl Alt Supr muestra, en la actualidad, una lista de opciones como Cerrar sesión, Administrador de tareas, Bloquear el equipo o Modificar la contraseña. Pero no siempre fue así.

Los atajos de teclado nos han acompañado toda la vida. Hay quien los usa más y quien prescinde ellos por desconocimiento. Pero los atajos nos permiten realizar tareas o acciones en el sistema operativo y en determinadas aplicaciones de una manera más ágil que empleando ratón o trackpad para abrir y navegar por los menús. Sin embargo, aunque se siguen empleando por millones de usuarios, los atajos de teclado parecen algo del pasado, de un pasado en el que los atajos eran imprescindibles.

Control Alt Suprimir tiene su origen en el PC de IBM, la estandarización de las computadoras domésticas. Tal será su éxito que sobrevivirá a sus primeros años con sistemas operativos sin interfaz gráfica como DOS o CP/M-86 y dará el salto también a Windows y OS/2, si bien con el tiempo adquirirá nuevas responsabilidades más complejas y prácticas que su función original: reiniciar tu PC si algo no iba bien.

Si algo va mal, Control Alt Suprimir

Aunque apagar y encender es la solución definitiva cuando tu ordenador o cualquier dispositivo te está dando problemas, antes de llegar a esa opción tan drástica contamos con la combinación de teclas Ctrl Alt Supr como salvavidas. Cuando una aplicación se queda colgada o el propio sistema operativo no finaliza una tarea o acción, si no basta con cerrar determinado programa con Alt F4, sólo queda acudir a Ctrl Alt Supr para poner orden y que todo vuelva a la normalidad.

Que usemos Ctrl Alt Supr y no otra combinación de teclas, al menos en Linux y Windows, es gracias a David Bradley, en aquel entonces ingeniero jefe del proyecto PC de IBM. Es más, él mismo desarrolló la ROM o BIOS del mismo. Bradley fue, desde 1980, uno de los doce desarrolladores del que se convertiría en un estándar de la informática personal. Empezó a trabajar para IBM en 1975, y ya en 1978 había participado en un proyecto anterior al PC que se conoció como Datamaster.

Fuente: TED

Y en 1981 dio vida al atajo de teclas Ctrl Alt Supr para reiniciar el PC de forma rápida. Y si estás pensando en el botón físico de reinicio, ten en cuenta que todavía no existía salvo excepciones. En el PC de IBM lo veremos a partir de los años 90.

Pues bien. La propuesta inicial de David Bradley era pulsar a la vez las teclas Ctrl Alt Esc, pero si te fijas en tu teclado, esas teclas están relativamente cerca unas de otras. Es decir, que podías pulsarlas accidentalmente con tu mano izquierda. De ahí la alternativa Ctrl Alt Supr, propuesta por Mel Hallerman, programador jefe en el mismo proyecto que Bradley. Una combinación de teclas importante no podía estar al alcance de una sola mano. O al menos eso pensaron, si bien otros como Bill Gates han considerado esta propuesta inicial un error.

La importancia de reiniciar

Hoy en día puede parecernos una tontería. Un simple botón en el ordenador, cerca del teclado en el caso de ordenadores portátiles, nos permite reiniciar el equipo si se queda colgado o algún programa da problemas. Pero como dije antes, en los primeros PCs de IBM no existía ese botón.

Así, durante el proceso de gestación del PC de IBM, y tal y como recuerdan sus responsables, cuando surgía un problema de software, debían reiniciar manualmente. Esto se traducía en ejecutar pruebas de memoria que requerían de cinco minutos. Cinco minutos perdidos. Un problema si tenemos en cuenta que los problemas de software se sucedían constantemente. Según el propio Bradley, podían darse jornadas enteras en las que trabajabas durante diez minutos, el PC se colgaba y debías reiniciar manualmente, lo que implicaba cinco minutos lanzando pruebas de memoria.

La solución fue pulsar tres teclas de manera simultánea para iniciar de nuevo el sistema sin las pruebas de memoria. Vamos, un reinicio rápido. Una solución ingeniosa y que ayudó mucho a los programadores de ahora en adelante.

Una tecla para reiniciar en segundos

En sucesivas entrevistas a lo largo de los años, el cofundador de Microsoft habla del tema cuando se le pregunta. En ocasiones, se le atribuye a él erróneamente el nacimiento de Ctrl Alt Supr. Él sólo mantuvo esta combinación de teclas, y con el tiempo, se le dieron otras funciones, como hemos visto. Hoy, sirve para mostrar varias funciones que, al final, sirven para lo mismo que el reinicio original.

Como dice el propio Gates en varias entrevistas, inicialmente el PC de IBM tenía botón de encendido y apagado pero no el equivalente de reiniciar, algo que llegaría una década más tarde. Gates defiende que hubiera creado una única tecla con la función de reiniciar. El problema, como vio el propio Mel Hallerman, es que esa tecla hubiera sido pulsada accidentalmente en multitud de ocasiones. Y es que, si lo pensamos, la función de reiniciar debería ser poco usada si todo va bien.

La opinión de Bill Gates tiene más sentido si tenemos en cuenta que en origen, Control Alt Suprimir iba a ser una combinación de teclas de uso interno. Vamos, solo para ingenieros y desarrolladores de software, que se encontraban constantemente con errores y problemas durante el desarrollo de un nuevo programa o herramienta.

Pero fue tan buena la idea en la práctica que IBM decidió mantenerla para el usuario cuando salieron al mercado los primeros PC de IBM. Y al convertirse en un estándar de facto para clones y demás computadoras que surgieron más tarde, no es de extrañar que hoy sigamos con Control Alt Suprimir en nuestras computadoras actuales.

En cuanto a la atribución a Bill Gates de Ctrl Alt Supr, es algo normal si tenemos en cuenta que la informática personal, tal y como la conocemos, fue monopolizada en la práctica por los sistemas operativos de Microsoft. Primero DOS y luego Windows, mantuvieron esa combinanción de teclas pese al rechazo por parte de Gates.

El papel de Windows y Control Alt Suprimir

La historia se nutre de las coincidencias y de las casualidades. Si David Bradley no hubiera tenido problemas al desarrollar el PC de IBM, no hubiera pensado en un atajo de teclado para reiniciar en segundos. Y si el PC de IBM no hubiera triunfado en el mercado, la combinación Control Alt Suprimir no hubiera llegado al gran público.

Pero hay una tercera casualidad que hace posible que estemos hablando de esta combinación de teclas. Y es que pese a las reticencias actuales de Bill Gates, fue precisamente Microsoft, y más concretamente Windows, el responsable de popularizar Control Alt Suprimir.

En parte, la responsabilidad de Microsoft es involuntaria. Y es que si muchos conocemos Ctrl Alt Supr es por los sucesivos e imprevistos errores de Windows, los icónicos pantallazos azules de Windows. Aún hoy, con Windows 10, seguimos encontrándonos con esta pantalla tan odiada, más que nada porque significa que Windows ha caído de tal manera que tenemos que reiniciar el PC. Y esto ha sido así desde el accidentado Windows 1.0 pasando por los populares Windows 3.11, Windows 95 y Windows XP. Y, especialmente, tuvimos que acudir al Ctrl Alt Supr con el inestable Windows 98 y el odiado por todos Windows Me.

Además, con los años el atajo ha ido cambiando. Mientras que en los primeros Windows Control Alt Suprimir reiniciaba el equipo, a partir de Windows 95 aparecía un menú que permitía cerrar programas molestos o apagar el ordenador. Y si pulsabas de nuevo Ctrl Alt Supr, reiniciabas el PC. Con Windows NT, esta combinación tendrá gran popularidad porque servía para iniciar sesión, algo que se mantendrá en Windows 2000 y Windows XP.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.