Pongamos que necesitas grabar un vídeo para una charla, un evento público, una clase online o simplemente quieres publicar un vídeo en YouTube. Todo pasa por grabar y editar vídeos, un proceso complicado tiempo atrás pero que hoy es tan fácil como los tres pasos que te propone RecordCast.

La tecnología la tienes a mano. Hoy, cualquier ordenador portátil integra micrófono y cámara web. El software lo pone RecordCast, y la pericia o experiencia no la necesitas ante una herramienta online para todos los públicos.

El resultado, grabar y editar vídeos con la facilidad con la que retocas una foto o escribes un documento, y lo mejor es que no necesitas instalar programas en tu ordenador. Todo ocurre en tu navegador web.

Empieza a grabar

Entre las bondades de RecordCast, destaca su gratuidad y que funciona en tu navegador. Realizas la grabación, la editas y la descargas. Sin más. Una solución simple y práctica para la educación a distancia, el teletrabajo o simplemente para iniciarte como usuario activo publicando vídeos en YouTube, Instagram o TikTok.

Primer paso, grabar. Puedes optar por tu cámara web, para así dar una charla a distancia como si fuera presencial. También puedes mostrar la pantalla de tu ordenador, perfecto para ir viendo diapositivas, documentos o mostrar páginas web durante tu explicación. Y, de fondo, puedes ir hablando a través del micrófono. RecordCast te permite elegir entre tres soluciones: escritorio y cámara, sólo escritorio o sólo cámara.

Una vez hayas grabado, tendrás acceso al editor de vídeo, que por su aspecto te recordará a otras herramientas de edición de vídeo. Así, verás el vídeo grabado en vista previa y en una línea de tiempo que muestra vídeo y audio por separado. Además, es posible subir más contenido, de manera que contarás con un editor de vídeo para cortar y montar fragmentos de vídeo varios, incluir una pista de música o de audio adicionales, etc.

Otro detalle que no puede falta en un editor de vídeo es la inclusión de fondos o textos. Así, podrás rotular lo que se muestra en pantalla para que el resultado sea un vídeo con todos los recursos narrativos necesarios para hacerlo inteligible de un vistazo. Y si necesitas grabar más fragmentos de vídeo de tu pantalla o de tu cámara web, puedes hacerlo directamente desde el editor de vídeo de RecordCast, sin repetir de nuevo el primer paso.

Tercer paso, descargar tu vídeo. Una vez descargado, podrás editarlo con otras aplicaciones o simplemente subirlo a tu red social o plataforma de vídeo elegida. No necesitas más.

Grabar y editar vídeos, fácil y útil

Puede que RecordCast no sea el único en su especie, ya que cada vez es más frecuente encontrar aplicaciones profesionales enfocadas a un público que no tiene porqué saber realizar cierta tarea. Pero en esta ocasión, hay un claro equilibrio entre facilidad de uso y variedad de funciones.

Es decir, que a un coste cero, ya que es gratuito, este editor de vídeo online te permite realizar las tareas de grabar y editar vídeos, todo en uno, desde el navegador y sin limitaciones. Al menos por el momento, ya que RecordCast se muestra en modo Beta en el momento de escribir estas líneas. Eso sí, funciona bien y sin errores.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.