El catálogo de Google cubre todos los frentes, prácticamente. En el sector privado o laboral, hace años que ofrece a las empresas soluciones como Google Suite, una versión más completa de las herramientas ofimáticas de Google y, cómo no, de pago.

Eso sin contar con que soluciones de Google como Gmail o Google Drive se han convertido en habituales en oficinas de todo el mundo para enviar y recibir mensajes y para salvaguardar los documentos y compartirlos.

Otra herramienta enfocada al mundo laboral es Google Tables. Su propósito es gestionar el día a día, en especial proyectos y trabajo en equipo. Todo desde la Web y disponible para cualquier sector.

Un Trello bajo la marca Google

Es inevitable hablar de Trello, la app de productividad más popular de cara a organizar tareas, proyectos y equipos de trabajo. Es más, la propia Google Tables se parece mucho tanto en diseño como en estilo.

En esta herramienta de trabajo en equipo encontrarás los ingredientes habituales para llevar tus proyectos a buen puerto: nivel de prioridad, fases del proyecto, asignación a uno o más usuarios, archivos adjuntos, etiquetas…

Como aliciente, añade novedades para facilitar tu día a día, como formularios y plantillas para agilizar la introducción de tareas, y otras más novedosas, como el uso de bots para automatizar tareas. Encontrarás todas sus claves en su Centro de ayuda, por el momento en inglés, igual que la herramienta.

Tal y como nos indica su nombre, Google Tables se basa en tablas, que puedes crear desde cero, a partir de una plantilla o importando datos de una hoja de cálculo o de un archivo CSV. Así te será muy fácil importar listas de tareas de otras herramientas.

Como si de una hoja de calculo se tratara, la organización de Tables en filas y columnas ofrece mucha versatilidad, más allá de lo que ofrecen herramientas de productividad como Trello o Asana. Para entendernos, Google ha fusionado lo mejor de Excel con Trello en una única aplicación Web.

Uno de los elementos más llamativos de Google Tables es el uso de bots. Disponible en la versión de pago, que puedes probar durante un periodo de tiempo, los bots reaccionan en función de los cambios de valores que se produzcan en determinada celda o columna. Entre otras cosas, podemos crear bots recurrentes que automaticen tareas en vez de ir cambiando manualmente el estado de la tabla.

Innovación con el apoyo de Google

Como curiosidad, Google Tables surge de Area 120, una incubadora de proyectos dentro de la propia Google y que ha servido para crear nuevas aplicaciones y para mejorar las apps y servicios que ya existen en el catálogo de Google.

Pero aunque pueda parecer un experimento, ya que en el icono de Google Tables aparece el indicativo Beta, se trata de un producto maduro y funcional. De ahí que puedas usarlo gratuitamente pero también disponga de una versión de pago bajo suscripción mensual.

Así, con la cuenta gratuita podrás albergar infinidad de colaboradores y espacios de trabajo, hasta 100 tablas, 1.000 filas por tabla, 1 GB de espacio por tabla para adjuntar archivos, 50 acciones por tabla al mes e historial de cambios de una semana.

Si decides dar el salto a Google Tables en serio, podrás hacerlo por 10 $ al mes por usuario. A cambio, podrás trabajar con infinidad de colaboradores y espacios de trabajo, 1.000 tablas, 10.000 filas por tabla, 10 GB por tabla para adjuntar archivos, 500 acciones al mes, 12 semanas de historial, 20 formularios por tabla, 20 bots por tabla y 20 vistas por tabla. Encontrarás más información en este enlace.

Por el momento, Google Tables se encuentra disponible únicamente en Estados Unidos. Pero como otros servicios de Google, si tiene éxito no es descartable que dé el salto a otros países.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.