La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) emprendió acciones legales contra Facebook por supuestas prácticas monopolísticas, según informa The Verge. La situación podría marcar un antes y después para la empresa liderada por Mark Zuckerberg. El organismo solicita, entre otras cosas, que se reviertan las compras de Instagram y WhatsApp. En la actualidad, ambas plataformas tienen un papel fundamental en el modelo de negocio de Facebook. Perderlas sería un golpe demoledor para la compañía.

Es importante señalar que FTC no está sola en la demanda, pues 48 estados del país norteamericano están uniendo fuerzas para detener el monopolio de Facebook. El documento legal se enfoca en las adquisiciones que hizo Facebook durante la década anterior. Resaltan, evidentemente, las compras de Instagram en 2012 y la de WhatsApp dos años después. La FTC señala que Facebook aprovechó el dominio y alcance de su plataforma para «reprimir el crecimiento de usuarios» de sus competidores.

Facebook usa su dinero para deshacerse de la competencia

Por su parte, Letitia James, fiscal general de Nueva York y también representante de los 48 estados en la demanda, señaló que Facebook está usando sus «enormes sumas de dinero» para sofocar la innovación y reducir las opciones de los usuarios en lo que se refiere al uso de plataformas sociales. Además, indicó que la red social ha disminuido las protecciones de privacidad de millones de usuarios, logrando así obtener provecho de una fuente inagotable de datos.

«Durante casi una década, Facebook ha utilizado su dominio y poder de monopolio para aplastar a rivales más pequeños y eliminar a la competencia. Facebook utilizó grandes cantidades de dinero para adquirir rivales potenciales antes de que pudieran amenazar el dominio de la empresa», agregó James. Si la demanda consigue su objetivo, sería la primera vez en décadas que una empresa estadounidense es disuelta por la vía legal. Aunque ahora mismo sea difícil de imaginar, Instagram y WhatsApp tendrían que separarse de las filas de Facebook.

La evidencia que dejó Mark Zuckerberg

Las autoridades norteamericanas tuvieron acceso a correos de Mark Zuckerberg de 2012 que fueron claves durante la investigación. En uno de ellos, el CEO de Facebook explica a David Ebersman, director financiero de la red social en aquel entonces, que hacer adquisiciones importantes no solo les permitiría mejorar al agregar nuevas funciones, también neutralizarían a sus rivales.

«Una forma de ver esto es que lo que realmente estamos comprando es tiempo. Incluso si surgen nuevos competidores, comprar ahora a Instagram, Path, Foursquare, etc. nos dará un año o más para integrar sus funciones antes de que alguien pueda acercarse nuevamente a su escala. Dentro de ese tiempo, si incorporamos la características sociales que estaban usando, esos nuevos productos no obtendrán mucha tracción, pues ya tendremos sus mecánicas implementadas a escala».

Sin embargo, este mismo año el propio Zuckerberg quiso aclarar el contenido de dichos correos: «No insinué que los compraríamos para evitar que compitan con nosotros de alguna manera». Desde luego, la declaración no fue suficiente para FTC siguiera adelante. Hoy Facebook se enfrenta a una de las situaciones más delicadas de su historia. 2021 podría convertirse en un auténtico infierno para la red social.

Facebook responde

A través del Facebook Newsroom, la compañía respondió a las acusaciones de la FTC. Mencionan que años después de que el propio organismo aprobara sus adquisiciones, «el gobierno ahora quiere una renovación sin tener en cuenta el impacto que tendría este precedente en la comunidad empresarial» o en los usuarios que eligen sus productos todos los días:

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.