Ant Group, la popular empresa fintech que pertenece a Jack Ma, cofundador de Alibaba, ha recibido un golpe demoledor por parte del Banco Popular de China. Las autoridades ordenaron a la empresa "volver a sus raíces". Es decir, dedicarse únicamente a gestionar su sistema de pagos. ¿El motivo? Según el análisis de China, el mecanismo de gobierno de Ant Group no es sólido para las leyes financieras, regulaciones y requisitos regulatorios del mencionado país.

Por lo tanto, Ant Group debe renunciar a sus operaciones más rentables de los últimos años. Entre estas se encuentran otras propuestas fintech como los créditos, seguros y gestión de patrimonio. Debido al impacto negativo que tiene esta regulación en la ambiciosa estrategia de Ant Group, la compañía ha creado un equipo cuyo objetivo es intentar que el gobierno detenga su mandato. Según explicaron en un comunicado recogido por The Guardian, buscarán una vía que satisfaga las intenciones de ambas partes:

"Revisaremos y rectificaremos nuestro trabajo en la protección de los derechos del consumidor y mejoraremos de manera integral nuestro cumplimiento comercial y nuestro sentido de responsabilidad social. Ant elaborará su plan de rectificación y su calendario de trabajo de manera oportuna y buscará la orientación de los reguladores en el proceso".

Críticas al Partido Comunista Chino, ¿la verdadera razón?

Si bien el Banco Popular de China expuso sus razones, el motivo real estaría relacionado con las recientes críticas de Jack Ma a las regulaciones financieras globales y la burocracia que existe en China. "Los Acuerdos de Basilea son como un club de ancianos. No podemos usar los métodos de ayer para regular el futuro", dijo el cofundador de Alibaba. Sin embargo, también insistió en que el sistema bancario de China tampoco estaba listo para hacer frente a esa problemática.

Curiosamente, China emprendió una cacería contra las empresas de Jack Ma tras las polémicas palabras. Poco días después, los organismos reguladores frenaron la oferta pública inicial de acciones de Ant Group, en la cual esperaban recaudar 270.000 millones de euros. De acuerdo al comunicado de las autoridades, la empresa no cumplía con los requisitos para hacer su debut en el mercado. Evidentemente, ese objetivo ahora se ve todavía más lejano después de la medidas anunciadas contra sus operaciones.

Alibaba también está en la mira

El 24 de diciembre, China inició una investigación contra Alibaba por supuestas prácticas monopolísticas, generando así que las acciones del gigante del comercio electrónico cayeran hasta un 15%. El Banco Popular de China llamó a la compañía a realizar una profunda revisión de sus actividades porque, supuestamente, sus comportamientos no estaban favoreciendo la competencia entre vendedores; entre otras tantas observaciones. Así pues, son demasiadas las pistas que apuntan a una venganza de China contra Jack Ma.

“Es claramente una coordinada escalada de los esfuerzos para frenar el crecimiento del imperio de Jack Ma, que bien vendría a simbolizar esa serie de nuevas entidades chinas ‘demasiado grandes para caer’. Las autoridades chinas quieren compañías más pequeñas, menos dominantes y más obedientes", expresó a Bloomberg Dong Ximiao, investigador del Instituto financiero de internet de Zhongguancun.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.