Realme tiene la mirada puesta en México. La compañía china comenzó operaciones en Colombia y ya planea en dar el siguiente paso para expandirse en América Latina. De acuerdo con El Financiero, Realme llegaría de forma oficial a México, Chile, Perú y Brasil en algún momento del 2021.

Si experimentas una especie de deja vú es porque los teléfonos de la marca comenzaron su distribución semioficial a finales de 2019. Al igual que ocurre con otros fabricantes chinos, Realme utilizó canales de venta como Mercado Libre, doto, Linio o Falabella (Chile). Aunque no tenían presencia en países de América Latina, si ofrecían garantía por defectos de fabricación.

Ahora la compañía decidió dar el siguiente paso en su estrategia por obtener una cuota de mercado mayor. La subsidiaria de OPPO se enfocará en los jóvenes, como ocurre en otros países y siendo fiel a los principios de la marca. Según Cristián Barrios, gerente de ventas de Realme, la compañía aprovechará la experiencia que tienen en otros mercados emergentes para aplicarla en la región.

La llegada de Realme a América Latina se dará en un momento importante. Pese a que la competencia en la región se mantiene reñida con fabricantes como Huawei, Xiaomi o Samsung, la realidad es que la pandemia ha cambiado el panorama de los consumidores.

La pandemia de la COVID-19 y la crisis presentan una oportunidad para Realme

realme 7 Pro

Con un mundo que sumido en una recesión, la disponibilidad de celulares con buenas especificaciones y precios asequibles se vuelve una necesidad. Esa es una de las razones por las que Xiaomi ha arrasado en varios países al posicionar sus terminales baratos como los Redmi Note.

En contraste, Samsung dejó ir una oportunidad y aunque busca reorientar su estrategia con la serie Galaxy A, los fabricantes chinos le están comiendo el mercado. Al mismo tiempo Huawei sufre una crisis provocada por las restricciones impuestas por EE.UU., que le impiden usar los servicios de Google en sus terminales.

Realme tiene una oportunidad para posicionarse. Según Barrios, el impacto de la pandemia ha limitado la cantidad de dinero que los jóvenes están dispuestos a gastar. El precio de los Realme en la región arrancaría en los 115 euros (2,740pesos), aunque no se confirmó qué modelos estarán disponibles.

Los terminales más recientes que anunció la marca asiática son los nuevos Realme 7 Realme 7 Pro, dos teléfonos móviles enfocados a la gama media con buenas especificaciones y un precio que parte en los 179 euros (4,268 pesos). El fabricante también lanzó una variante 5G que cuesta 229 euros (5,450 pesos).

Por el momento se desconoce la fecha exacta en que Realme se expandirá a México y el resto de países mencionados. La idea de la empresa es abrir tiendas físicas y hacer crecer la plantilla laboral en la región.