Desde sus inicios, Android ha ofrecido opciones que limitaban el uso que hacían las aplicaciones de los recursos disponibles, así como del acceso a internet y demás permisos. Sin embargo, aunque muchas de esas limitaciones se pueden aplicar por separado, los límites de acceso a la red son mejorables.

Una solución es acudir a aplicaciones como NetGuard, un cortafuegos para Android al más puro estilo de los cortafuegos que encontramos en sistemas operativos como Windows, macOS o Linux. Su propósito, controlar las aplicaciones instaladas y decidir si pueden conectarse, qué conexión usar, etc.

Con NetGuard podrás recudir el consumo de tu plan de datos hilando muy fino, tu batería durará más y, además, protegerás tu privacidad, ya que tú decides aplicación por aplicación si pueden o no acceder a internet. Además, se adapta al usuario, ofreciendo una versión simple y otra avanzada.

Gestionando tus apps, una por una

Exclusiva para Android, NetGuard no necesita permisos de administrador o root para funcionar. Instalar y listo. Por lo demás, puedes usarla gratis, en su versión sencilla, y si necesitas exprimir todas sus características, deberás pagar por ellas.

La principal ventaja de esta aplicación es que nos permite controlar una por una las aplicaciones que tenemos instaladas en Android. Por defecto, Android facilita el control individual de los permisos asociados a micrófono, cámara, ubicación y otros aspectos. Pero si hablamos de datos móviles o WiFi, ese control es general.

Así, con NetGuard verás cada aplicación instalada y podrás decidir si pueden acceder a la conexión de datos móviles y/o al WiFi. De esta manera evitarás que aplicaciones que se conectan constantemente agoten tu plan de datos limitado. También podrás detectar qué aplicaciones hacen un uso exagerado de datos.

Además de activarlo o desactivarlo y de controlar las aplicaciones por separado, en su versión de pago puedes definir reglas avanzadas para, por ejemplo, impedir que determinadas aplicaciones se conecten cuando tengas la pantalla apagada, es decir, en segundo plano. También puedes bloquear aplicaciones cuando utilices roaming y así evitar una sorpresa en la próxima factura de teléfono. E incluso bloquear direcciones concretas, además de aplicaciones.

La versión de pago también permite obtener notificaciones cuando tus aplicaciones acceden a internet. Una manera práctica de detectar accesos no autorizados. En el registro, obtendrás datos del tráfico entrante y saliente, incluyendo aplicaciones y direcciones. Y como aliciente, dispone de varios temas para cambiar su aspecto.

Si buscas un control más amplio de tus aplicaciones, este cortafuegos para Android te lo pondrá muy fácil. Tu plan de datos y tu batería lo agradecerán. Encontrarás más información sobre NetGuard en su página oficial.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.