La función Hum to Search de Google ofrece la posibilidad de reconocer una canción con solo tararearla. Un servicio que, pese a no ser nuevo, ha sido mejorado durante estos últimos años gracias a una biblioteca musical y un algoritmo que ha sido entrenado durante este tiempo.

Es un complejo proceso que se basa en capturar una secuencia de números que representa la melodía de la canción e ignora los instrumentos y la propia voz de la canción. El sistema, además, es capaz de detectar más de 22 idiomas, lo que agiliza y mejoran los resultados.

Este software de Google es capaz de detectar similitudes con la canción original para ofrecer un resultado cada vez más perfeccionado. Todo ello sin la necesidad de que el usuario comparta sus tarareos con Google para mejorar su base de datos. La compañía mantiene esta opción desactivada por defecto, aunque, si queremos cooperar con la opción, podríamos hacerlo.

Hum to Search elimina todos los sonidos de una canción para centrarse en los impulsos y tonos de esta, de forma que resulta más sencillo encontrar las coincidencias con el tema que estamos intentando descifrar. A pesar de que el proceso no es nada sencillo, Google hace todo el proceso como si fuese magia en apenas unos segundos.

Google no fue la primera, pero sí que ha mejorado el proceso para detectar canciones

Reconocer una canción con solo unos segundos de escucha fue una auténtica revolución en los 2.000. Algunas operadoras como Amena lo insertaron en sus servicios con solo realizar una llamada telefónica. Tras unos segundos, nos devolvían el resultado como si fuese magia en la misma llamada. Sí, fue algo que tuvo cierta percusión.

Posteriormente, aplicaciones como Shazam harían lo propio desde la comodidad de nuestro smartphone, mejorando la integridad con el soporte de Spotify o Apple Music en la actualidad para comprar o escuchar el tema completo a través de una tienda de música digital o en streaming.

En 2017, Google implementó una tecnología en los teléfonos Píxel es que era capaz de detectar una canción con solo tararearla. Ahora, tres años después, su algoritmo evoluciona y, gracias a una biblioteca que incluye más de 500.000 canciones, es capaz de reconocer hasta los tarareos.

Gracias a ello, Google tiene una capacidad de operación aun mayor para encontrar en solo unos segundos esa canción que tenemos metida en la cabeza, pero que desconocemos su autor, título del tema o el disco.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.