El pasado septiembre, durante el Battery Day de Tesla, Elon Musk anunció que «aproximadamente en un mes» comenzaría la beta de su sistema de conducción autónoma total (Full Self-Driving). Sin embargo, hasta hoy el directivo confirmó la fecha exacta. Así pues, será el martes 20 de octubre cuando un grupo limitado de usuarios tendrá acceso a la fase de pruebas de dicha tecnología, la cual promete mejorar todavía más las capacidades actuales del Autopilot.

«En un principio, esto se limitará a un pequeño número de personas que sean conductores expertos y cuidadosos», mencionó Elon Musk en su cuenta de Twitter. Y es que la conducción autónoma total, pese a su nombre, todavía requiere de ciertos cuidados por parte del conductor. Por ejemplo, es necesario mantener las manos al volante como ya sucede en la versión actual del Autopilot. Esto con la intención de evitar un accidente si el sistema llegase fallar.

Novedades de la conducción autónoma total

¿Entonces cuáles son las novedades del Full Self-Driving? En primer lugar, los coches de Tesla podrán cambiar de carril de manera automática, tanto en calles como en carreteras. Evidentemente, este tipo de implementaciones siguen dependiendo de la aprobación de diversos organismos. Cambiar de carril, aunque parezca sencillo sobre el papel, es un proceso complejo para cualquier vehículo autónomo. Intervienen los sensores exteriores y un software capaz de tomar decisiones adecuadas y, sobre todo, seguras.

Otra característica fundamental de la conducción autónoma total es el Autopark. Se trata de un sistema de aparcamiento automático que asistirá al conductor al momento de estacionarse en paralelo o perpendicular. Pero el parking no es el único rubro en el que Tesla está intentando destacarse, ya que durante 2019 comenzaron a desplegar Smart Summon, una función que permite «invocar» el carro hasta tu posición en un estacionamiento. Puedes esperarlo en la salida de una tienda de autoservicio, por ejemplo.

El lanzamiento de la versión final del Full Self-Driving todavía es una incógnita. Elon Musk señaló que tuvieron que rehacer gran parte del Autopilot para hacer posibles las características conducción autónoma total, así que no ha sido nada fácil. Si bien su disponibilidad pública todavía se ve lejana para los que pagaron por ella —sí, el FSD requiere un pago adicional—, es una buena noticia que sus pruebas estén a la vuelta de la esquina.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.