Stargate sigue sorprendiendo 23 años después del estreno de la película original y nueve años después de que finalizara la tercera y última de las tres series basadas en su universo de ciencia ficción.

Entre otros hitos, Stargate (1997) fue la primera película en contar con su propia página web. Además, la primera serie que se basó en ella, Stargate SG-1, es una de las más longevas en ciencia ficción, con 214 episodios. Pocas series la superan, como las longevas Doctor Who o The X-Files.

Y ahora volvemos a hablar de Stargate. El motivo es que varios aficionados a esta ficción han creado su propia réplica del portal que nos llevó a decenas de planetas por todo el universo. Para ello han empleado una impresora 3D y una Raspberry Pi. El resultado, una maqueta en miniatura que imita los movimientos de la Stargate original y sus sonidos. Tan sólo le falta el efecto agua al abrirse el portal.

Réplicas realistas con impresoras 3D

Es difícil explicar la sensación que experimentamos quienes vimos por primera vez el Stargate activándose. Era 1997, y aunque los efectos especiales habían avanzado mucho, la escena en cuestión se basa en elementos básicos y artesanales del cine que siempre han funcionado. El resultado, una escena mítica que sigue funcionando hoy en día y que se repetiría en innumerables ocasiones en las tres series basadas en la película original.

Pues bien. Gracias a la impresión 3D es posible recrear el Stargate. Es más, cualquiera puede descargar el archivo que hace posible que una impresora 3D recree las piezas de esta maqueta tan realista. Los planos para imprimir la maqueta están disponibles gracias al usuario Glitch, que tiene su propia página personal donde explica éste y otros proyectos de modelos 3D basados en Stargate y Star Wars.

El modelo del Stargate en cuestión se puede descargar desde aquí. Entre otras características, cuenta con piezas móviles que permiten recrear la activación del portal sincronizando los chaurones correspondientes. Para añadir más realismo, se pueden añadir luces en los chaurones y en la rampa que conduce al portal.

Impresión 3D + Raspberry Pi + Altavoces

A partir de esta maqueta, dos apasionados de la franquicia de ciencia ficción han incorporado el movimiento automático y el sonido al Stargate, de manera que recrea a la perfección su funcionamiento.

Por un lado, Dan Clarke, que empleó los planos de Glitch y los mecanizó empleando una Raspberry Pi, una placa propia y un altavoz. Luego, desde una interfaz de control web manipulado desde su ordenador portátil, podía indicar los chaurones necesarios para activar el portal, tal y como podemos ver en la película y en las series. A medida que seleccionas cada icono en pantalla, la réplica “hace su magia” girando el disco central como en el Stargate original.

Si quieres emular la maqueta de Dan Clarke puedes hacerlo empleando el modelo de Glitch y su aporte personal disponible en su repositorio público de GitHub. Allí encontrarás el código fuente que hace funcionar el audio del portal y la interfaz de control.

Pero la historia no se queda ahí. El propio Dan Clarke enlaza en su vídeo con un proyecto que mejora el suyo propio. El responsable de esta otra versión es Jeremy Gustafson, que ofrece sus propios planos para imprimir la réplica en 3D. Y también en GitHub permite obtener información y el código fuente necesario para recrear la Stargate de una manera muy fiel pero en miniatura.

En concreto, la réplica de Jeremy Gustafson emplea una Raspberry Pi, un motor HAT de Adafruit, un altavoz y otros elementos que aparecen listados en su repositorio de GitHub. La lista enlaza a tiendas online donde tú mismo puedes adquirir los componentes, si te atreves a recrear la réplica en casa. El resultado es una réplica muy lograda controlada desde una pequeña pantalla táctil con la que jugar horas y horas introduciendo direcciones como en las series.

En internet hay más ejemplos de réplicas de la Stargate, móviles o inmóviles. Incluso hay uno construido a tamaño real. Los que hemos visto en este artículo son solo dos ejemplos de lo mucho que se puede lograr combinando impresión 3D con dispositivos tipo Raspberry o Arduino. Eso y la pasión por una película como Stargate que no ha envejecido tan mal después de más de dos décadas.