Queda claro que YouTube no necesita presentaciones. Prácticamente todo el mundo ha visto algún vídeo de esta plataforma en alguna ocasión. O escuchado una canción hospedada en sus servidores. En definitiva, si buscas un vídeo en internet, es muy probable que esté disponible en YouTube.

Pero que todo esté en YouTube tiene sus ventajas e inconvenientes. Por ejemplo, no te queda otra que usarlo si quieres ver vídeos. Así que te ves obligado a aceptar sus reglas, y esto incluye que YouTube, y su propietario Google, sepan qué vídeos ves, qué canales sigues y, por tanto, puedan recomendarte vídeos en función de tus hábitos o de los objetivos que tengan en esta plataforma de vídeos por internet.

Si quieres proteger tu privacidad en YouTube tienes varias opciones. Una de ellas, acceder a esta plataforma sin cuenta de usuario. Y a ser posible, bloqueando rastreadores, cookies y demás elementos ocultos. Otra posibilidad consiste en acceder a YouTube desde un cliente alternativo como FreeTube.

Con la privacidad en mente

El propósito principal de FreeTube es que puedas disfrutar del contenido audiovisual de YouTube sin que tengas que preocuparte por rastreadores y otros elementos que emplea este portal de vídeo para hacer un perfil con tus hábitos, reproducciones y búsquedas.

Este rastreo puede ser bueno si quieres que te recomienden vídeos parecidos a los que ves, pero a cambio, YouTube y Google sabrán qué vídeos buscas, qué vídeos ves y, en definitiva, saber mucho más de ti de lo que puedas imaginar.

La solución de FreeTube consiste en una aplicación que puedes instalar en Windows, Mac y Linux. Es gratuita, su licencia es de código abierto y ofrece características propias para que tu privacidad en YouTube esté a salvo.

Lo más destacable es que puedes seguir canales y usar las funciones de YouTube más populares sin necesidad de iniciar sesión con tu cuenta de Google. Incluso puedes importar tus suscripciones de tu cuenta y crear perfiles anónimos personalizados. Sin embargo, los datos se almacenarán en tu ordenador, no en los servidores de YouTube.

Repleto de sorpresas

Otro detalle a tener en cuenta es que FreeTube bloquea la publicidad. Pero no sólo eso. Desde sus Ajustes podrás cambiar su idioma al español, eliminar elementos de YouTube como el chat, los “Me gusta” y “No me gusta”, las suscripciones, vídeos recomendados, etc. Y como colofón, hasta puedes descargar vídeos o compartirlos desde su propia página integrada en FreeTube.

También es posible cambiar el aspecto de YouTube eligiendo otros colores y decidir la calidad de reproducción por defecto, activar el modo cine por defecto y otros cambios relacionados con la calidad de los vídeos y cómo se reproducirán.

Por lo demás, FreeTube es en la práctica todo lo que buscas en YouTube, como búsquedas, recomendaciones, historial, listas de reproducción, etc. sin que te preocupes por tu privacidad en YouTube. El único inconveniente de esta aplicación es que, por el momento, no tiene versión para iPhone, iPad o Android.