NVIDIA anunció una nueva plataforma que busca mejorar la experiencia en las videollamadas. Conocida como Maxine, esta plataforma permite que proveedores de servicios como Zoom, Microsoft o Google se apoyen de la inteligencia artificial de la compañía para mejorar las teleconferencias con nuevas opciones.

Para el usuario final, esto se traduce en características como corrección de mirada, encuadre automático, cancelación de ruido y más. Tal vez una de las opciones más interesantes de NVIDIA Maxine es que reduce el ancho de banda requerido para las videollamadas.

Por medio de IA, el software analiza los puntos faciales clave de las personas y realiza una animación inteligente del rostro que deriva en menos datos. En una comparativa con un video H.264 que ocupa 97.28 KB por cuadro, la compresión inteligente de Maxine consigue bajar la cuota hasta 0.11 KB por cuadro.

En contraste, la superresolución permite mejorar la calidad de transmisión llevando un video de 360p a 720p sin necesidad de que el usuario tenga que invertir en un mejor hardware. Otras características llamativas que se aprecian en el video están la cancelación de ruido para darle peso a la voz del sujeto y alineación del rostro para simular que vemos a la cámara.

"La alineación facial permite que las caras se ajusten automáticamente para que las personas parezcan estar enfrentadas durante una llamada, mientras que la corrección de la mirada ayuda a simular el contacto visual, incluso si la cámara no está alineada con la pantalla del usuario."

NVIDIA también ofrece fondos virtuales y avatares impulsados por IA con los que podremos iniciar una conversación. Por último y no por eso menos importante, Maxine ofrece traducción en tiempo real en las videollamadas, pudiendo visualizar los subtítulos en la pantalla a medida que la otra persona habla.

Maxine no requiere que compres hardware de NVIDIA, ya que trabaja en la nube.

Si piensas que necesitarás una GPU de NVIDIA para poder aprovechar la plataforma, hay buenas noticias. Según la empresa, todas estas funciones no requieren que los usuarios inviertan en hardware nuevo, puesto que se procesan en la nube.

Maxine utiliza Tensor Core y solo se necesitará que los desarrolladores de apps de videollamadas utilicen la plataforma para habilitar estas características. NVIDIA anunció que ya se puede solicitar acceso al kit de desarrollo preliminar, de modo que los clientes puedan familiarizarse con la plataforma e implementarla en sus servicios.

Las Nvidia RTX 30 suben de nivel: ya hablan de juego a 8K a 60 fps en el que es su «mayor salto generacional»

Con la COVID-19 todavía latente, el regreso a las oficinas parece lejano y empresas como NVIDIA están aprovechando la situación para explotar sus plataformas. “La videoconferencia es ahora parte de la vida cotidiana, ayudando a millones de personas a trabajar, aprender y jugar, e incluso ver al médico”, dijo Ian Buck, vicepresidente y gerente general de Computación Acelerada de NVIDIA.

Fuera de los gimmicks como los fondos virtuales o los avatares personalizados, la opción más impresionante de Maxine es la de reducir el ancho de banda en una videollamada. Esto beneficiaría a países con deficiencias en conectividad y permitiría realizar teleconferencias en el móvil sin preocuparse de sobrepasar el límite de datos.