Sí, así lo afirma AllState, una compañía de seguros que ha realizado un estudio de daños frente a caídas del iPhone 12 y iPhone 12 Pro. Esto no quiere decir que el terminal sea irrompible ni mucho menos, pero sí que tolera mejor el estrés expuesto frente a otro tipo de dispositivos.

Durante las primeras pruebas, ya podemos observar evidencias de que la pantalla ha sufrido un golpe. El terminal sigue siendo utilizable, pero seguramente no te gustará verlo con alguna marca durante su uso.

AllState sometió diferentes terminales a pruebas similares, en las que realizaron pruebas de caídas boca abajo, parte trasera y lateral. A pesar de los buenos resultados, la aseguradora recomienda utilizar un protector de pantalla para proteger la pantalla lo máximo posible.

Pruebas de estrés para el iPhone 12 y Pro

En el vídeo se puede observar cómo el iPhone sufre unas marcas en la pantalla desde la primera caída, pero sigue funcionando con total normalidad. Evidentemente con marcas del golpe que seguramente no te gustaría encontrar.

En las pruebas de impacto trasero, el iPhone 12 se comportó bastante bien, sólo con unos daños superficiales, a pesar de sufrir una caída libre de casi dos metros de altura -1,8 metros exactamente-. El iPhone 12 Pro sufrió marcas mas notables en la pantalla, tal y como muestran también en 9to5Mac.

Las pruebas de caídas laterales se observaron marcas en las esquinas redondeadas y algunas raspaduras en los laterales. Tanto el iPhone 12 como el Pro no sufrieron mayores problemas. Un problema menor si lo comparamos con el primer ejemplo.

Recomendación de la asegurada Allstate

La aseguradora Allstate recalca la dureza del nuevo recubrimiento Ceramic Shield en los nuevos terminales de Apple frente a las caídas accidentales que podríamos sufrir.

Aunque los dispositivos de Apple continuaron en funcionamiento tras el proceso, evidentemente sufrieron marcas en el cuerpo y terminaron con las pantallas agrietadas.

A pesar de que los resultados han sido positivos a nivel de durabilidad, recalcan la posibilidad de proteger la pantalla con un protector para evitar grietas que afecten a nivel estético tanto en el iPhone 12 como en el iPhone 12 Pro.