Desde su lanzamiento, Disney Plus ha tenido algunos problemas para manejar las opiniones y debates acerca de su material más antiguo, que una vez a disposición de un público más joven y con nuevas sensibilidades éticas enfrenta debates sobre la forma en que se muestran algunas representaciones étnicas.

Desde las acusaciones de racismo hacia el clásico del ’46 Canción del Sur de Wilfred Jackson, hasta las advertencias sobre el contenido “incómodo” en Dumbo del ’41, el estudio no las ha tenido todas consigo para analizar la posición que debe asumir frente a la moderada polémica alrededor de varias de sus obras emblemáticas. Ahora, en previsión de un escándalo mayor, el canal está tomando algunas previsiones al respecto.

El animado del ’53 Peter Pan y Los Aristogatos (1970) de Wolfgang Reitherman son algunos de los clásicos que en los últimos días han recibido advertencias antes de su transmisión sobre lo que llaman “representaciones negativas” de la raza.

Se trata de una manera sutil de evitar la discusión sobre estereotipos anticuados sin tomar la decisión drástica de censura sobre películas de índole clásico que forman parte del archivo de la factoría del Ratón Mickey.

Por supuesto, se trata de una medida que intenta evitar en lo posible el ruido mediático alrededor del posible “racismo” de las producciones emblemáticas del estudio.

Disney empieza a advertir a la audiciencia

La nueva advertencia insiste en que las producciones obedecen a sus “respectivas épocas” por lo que pueden resultar “ofensivos” en la actualidad. En casos como Dumbo y Peter Pan pueden leerse que el canal advierte sobre las “maltrato de personas o culturas” debido a la percepción de la época sobre determinadas identidades culturales o razas.

Si bien Disney Plus incluyó alertas de contenido en noviembre del año pasado cuando se lanzó el servicio de transmisión a nivel mundial, los nuevos avisos ahora se dirigen a a películas específicas y sus representaciones culturales. Todo como una forma de detallar cuales podrían ser los errores y además expresar el hecho que el estudio se encuentra consciente de los “problemas que dicha versión” podría ocasionar.

Hasta ahora, la lista de películas etiquetadas con avisos de contenido incluyen Peter Pan, Dumbo y Los Aristogatos. Según TheWrap, esta semana la mayoría de las advertencias fueron actualizadas y se incluyeron especificaciones dirigidas de forma directa a la forma en cómo algunas películas pueden mostrar culturas y la diversidad ética.

En el texto puede leerse: “Este programa incluye representaciones negativas y / o maltrato de personas o culturas. Estos estereotipos estaban equivocados entonces y lo están ahora. En lugar de eliminar el contenido, queremos reconocer su impacto dañino, aprender de él y generar conversaciones para crear juntos un futuro más inclusivo. Disney se compromete a crear historias con temas inspiradores y ambiciosos que reflejen la rica diversidad de la experiencia humana en todo el mundo”.

El mensaje termina con una llamada a la acción educativa, que anima a los espectadores a “aprender más sobre cómo las historias han impactado a la sociedad”.

El descargo de responsabilidad adjunto a *Los Aristogatos” es más profundo al reconocer el estereotipo asiático posiblemente dañino representado por el gato callejero Shon Gon: “El gato es representado como una caricatura racista de los pueblos del este de Asia con rasgos estereotipados exagerados como ojos rasgados y dientes de conejo. Canta en un inglés con poco acento expresado por un actor blanco y toca el piano con palillos. Esta representación refuerza el estereotipo de extranjero perpetuo, mientras que la película también presenta letras que se burlan del idioma y la cultura chinos, como Shanghai, Hong Kong, Egg Foo Young. La galleta de la fortuna siempre se equivoca”.

Estas exenciones de responsabilidad son semejantes, aunque mucho más específicas, a las incluidas por Warner Bros en las cajas de DVD de sus dibujos animados clásicos Looney Tunes y Merrie Melodies. En ambos casos, la advertencia reconoce que, aunque ofensivo, censurar el racismo endémico del período de los dibujos animados sería peor que mostrarlo, por lo que “reconocen la existencia de estas representaciones nocivas”.

A principios de este año, HBO Max también incluyó un aviso de contenido antes de Lo que el viento se llevó después de retirar la película algunas semanas de su catálogo.