Conscientes de que los recursos que tenemos en el planeta pueden agotarse en un futuro más o menos próximo, cada vez más compañías apuestan por incentivar el descubrimiento y desarrollo energías renovables.

CaixaBank es una de esas empresas y la muestra es la inversión que lleva años haciendo y que este año, ya supera todo lo invertido en el 2019. Durante los ocho primeros meses de 2020 ha invertido más de 2.700 millones en diferentes proyectos energéticos y de los cuales, 2.400 corresponden a iniciativas de generación de energías renovables.

De entre todas las energías renovables existentes CaixaBank ha puesto el foco en la energía fotovoltaica, con una inversión directa de 1.500 millones de euros. El segundo lugar lo ocupa la energía eólica, que alcanza los 600 millones de euros. El resto, se divide en diferentes proyectos de energías renovables.

España a la cabeza

Por sus características climatológicas, España es uno de los países que más está avanzando en el desarrollo e implantación de estructuras fotovoltaicas, utilizando la radiación solar para producir electricidad gracias al efecto fotoeléctrico. Entre las ventajas de este tipo de energía, además de su condición de renovable, inagotable y no contaminante, está que se trata de una opción más que recomendable para zonas rurales o aisladas donde el suministro de energía tradicional no es sencillo y donde existen muchas horas de luz solar al año.

Además, otra de sus ventajas es que se puede modular su estructura. Es decir, se pueden construir desde grandes plantas en enormes superficies, hasta pequeños paneles situados, por ejemplo, en los tejados de los edificios.

Inversión en proyectos internacionales

Fuera de España, CaixaBank también ha llevado a cabo importantes inversiones en proyectos del mismo tipo. Durante el presente año, han sido en total 800 millones de euros en la ayuda de creación de energías renovables, destacando el continuado compromiso con la energía eólica, tanto onshore como offshore. Entre las principales operaciones internacionales de 2020 sobresalen las dos realizadas en Chile, con un total de más de 800 MW, así como varias operaciones en Canadá que suman más de 500 MW.

La entidad ha participado además en dos operaciones emblemáticas de eólica marina en Francia y Reino Unido, con una potencia instalada de más de 1.500 MW. CaixaBank cuenta ya con 16 operaciones financiadas en este segmento.

También destaca la actividad realizada en fotovoltaica en los EEUU, con más de 900 MW financiados. Con todo, CaixaBank se ha convertido en una de las entidades líderes del sector.

Una apuesta firme por las energías renovables

El compromiso de CaixaBank por la inversión y desarrollo de energías renovables empezó en 2011. Desde entonces, gracias a su financiación se han llevado a cabo proyectos con una potencia instalada de más de 32.000 MW. La exposición de la cartera de energía de CaixaBank supone un 51 % del total de financiación de proyectos. De estos, un 62 % corresponden a proyectos de energías renovables.

Actualmente, la cartera de energía renovable de CaixaBank está integrada en un 58% por proyectos eólicos; en un 31% por fotovoltaicos; en un 10% por termosolares; y el 1% restante por otras tecnologías.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.