Para evitar los rumores sobre un posible espionaje y otras teorías conspirativas que involucran a Venezuela y la libertad de expresión, el Gobierno de España publicó el código fuente de Radar COVID. La Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial anunció en su cuenta de Twitter que el código puede consultarse en GitHub.

"El código de #RadarCOVID ya es público para que cualquiera pueda comprobar cómo funciona la app y que no hay recogida ni uso de dato personal alguno" menciona el tweet publicado hace unas horas e incluye un enlace a GitHub en donde se puede acceder al código de la app para iOS y Android.

En caso que quieras revisar cómo funciona la aplicación desde sus cimientos, puedes descargarte los archivos. Los requisitos para Android son descargar e instalarse JDK8, así como las herramientas del SDK y Android Studio. Para iOS solo necesitas tener un Mac y abrir el proyecto en Xcode 11.6.

El código se ofrece bajo la licencia Mozilla Public License 2.0 que permite su modificación y distribución siempre y cuando se publique el código fuente. La S.E. de Digitalización e Inteligencia Artificial mencionó que la liberación del código de Radar COVID es un ejercicio de transparencia y una invitación para que la comunidad pueda contribuir a mejorar la herramienta.

Radar COVID ya superó las 3,4 millones de descargas

Radar COVID es una aplicación para el rastreo de contactos desarrollada por el Gobierno de España e Indra. La app utiliza la API creada por Google y Apple para el trazado de personas infectadas de COVID-19 que pudieron cruzarse en nuestro camino. Para lograrlo, el sistema utiliza Bluetooth y un código identificador anónimo que cambia cada 10 o 20 minutos.

La API de Google y Apple se basa en DP-3T, un protocolo abierto diseñado por un grupo de académicos que puede consultarse en GitHub. Uno de los ejes de este sistema es la privacidad, algo que sus creadores han hecho hincapié desde la creación del proyecto. El procesamiento de la información se hace de forma local en el smartphone y no utiliza nuestra ubicación.

Pese a esto, muchos han acusado a las aplicaciones de rastreo de ser fuente de espionaje gubernamental. Las teorías conspirativas apuntan a que Radar COVID es un arma de vigilancia masiva para instaurar el comunismo en España. Junto a esta circulan otras cadenas por WhatsApp o Facebook que buscan generar desinformación entre los usuarios.

La instalación de Radar COVID es voluntaria, aunque las autoridades invitan a la población a tomar conciencia y descargarla en sus dispositivos móviles. La app tiene 3,4 millones de descargas a la fecha y ya funciona en Madrid y Navarra, quienes se suman a Andalucía, Cantabria, Aragón, Islas Canarias, Castilla y León, Islas Baleares y Murcia.

El Gobierno de España espera que la app se encuentre operativa en todo el territorio nacional el próximo 15 de septiembre.