En sucesivos artículos hemos visto que hay mil maneras de mandar un archivo, pequeño o grande, de un ordenador o dispositivo a otro. Dejando a un lado los formatos físicos como pendrives o tarjetas SD, a través de internet podemos subir archivos y descargarlos. Bien con servicios en la nube como Google Drive, alternativas temporales como WeTransfer u otras opciones por el estilo.

Pero si necesitas compartir archivos de un sitio a otro por internet y necesitas que el proceso sea lo más seguro posible, te proponemos emplear el anonimato de Tor, una de las herramientas más populares para proteger tu privacidad.

Para ello tan sólo necesitas instalar la aplicación OnionShare. Es gratuita, de código abierto y tiene instalador para Windows, macOS y Linux. Y lo mejor de todo, no hay límite de tamaño en lo que quieras enviar o recibir.

Seguridad y anonimato

Puede que quieras compartir tus fotografías del verano. O necesitas enviar un informe importante y delicado. En definitiva, se trata de mandar por internet contenido delicado que no quieres que caiga en malas manos. La mala noticia es que no existe un sistema infalible 100% seguro.

La buena noticia es que con OnionShare el proceso es más seguro y anónimo por varias razones. Esta herramienta crea un servidor web empleando la tecnología detrás de Tor, acrónimo de The Onion Router. En la actualidad, el producto más popular de Tor es Tor Browser, un navegador basado en Firefox que puede navegar por la Web de manera anónima empleando intermediarios entre tu dispositivo y los servidores a los que accedes. Como pieles de cebolla.

OnionShare aplica esta tecnología para generar un servidor web, temporal o permanente, al que podrás acceder desde otro equipo si recibes el enlace correspondiente. El enlace no es una dirección cualquiera, se trata de un enlace Onion, que sólo pueden leer navegadores compatibles con Tor. Para entendernos, si quieres recibir el archivo compartido, puedes hacerlo a través de OnionShare o directamente con Tor Browser o un navegador compatible como Opera o Brave.

Sus responsables han diseñado OnionShare para que funcione de manera prácticamente automática. Es decir, no necesitas hacer prácticamente nada. Sólo elegir el archivo, compartirlo y enviar el enlace. Incluso puedes poner en marcha tu propia página web hospedad en tu ordenador. En cualquier caso, si quieres saber más sobre su funcionamiento, puedes consultar su wiki oficial.