El comportamiento humano es una de las cosas que más fascinan a los psicólogos y los psiquiatras. Ahora que en cada vez más lugares se está regulando el consumo lúdico del cannabis, cada vez hay más mujeres que en los primeros meses de embarazo lo consumen. ¿Puede repercutir en el comportamiento futuro de sus bebés el consumo de cannabis? Un estudio publicado en JAMA Psychiatric apunta a que podría estar vinculado con comportamientos psicóticos más adelante.

Estos comportamientos psicóticos incluyen agresiones a otras personas o problemas sociales, señalan desde ScienceAlert. Es más, no es el primer estudio que demuestra que la exposición prenatal al cannabis está relacionado con diferentes problemas. Por ejemplo, se sabe que disminuye la capacidad de atención.

El estudio se ha realizado con 11.489 niños, de los que 655 estuvieron expuesto al THC, el compuesto el compuesto psicoactivo del cannabis. Esta sustancia actúa a través de los receptores endocannabinoides en el cerebro en desarrollo y estos no aparecen hasta la quinta o sexta semana de embarazo, que suele ser, además, el momento en el que las mujeres se enteran. El estudio se ha centrado en aquellas mujeres que han continuado consumiendo marihuana después de enterarse.

¿El resultado? Los niños que se expusieron antes del conocimiento de la madre sobre el embarazo, pero no después, no mostraron diferencias con los niños que no estuvieron expuestos. Esto respalda la idea de que los receptores endocannabinoides pueden desempeñar un papel en el desarrollo infantil.

No hay causalidad

A pesar de que los investigadores han tratado de descartar otros factores, la realidad es que por el momento no se puede afirmar (tampoco descartar) que el consumo de cannabis durante el embazado cambie la forma de comportarse de los niños. Si bien los científicos de este estudio apuntan a que puede ser que las mujeres con estas características de comportamiento sean más propensas a consumir marihuana durante su embarazo.

Sin embargo, apuntan en el estudio, la relación entre el consumo y los problemas de comportamiento de los niños continuó incluso cuando se consideraron otros factores, como la predisposición genética. Esto indica que hay que realizar más estudios hasta determinar si la relación es directa. Es decir, que el consumo de cannabis durante el embarazo causa estos comportamientos psicóticos de los niños. Aunque por el momento la relación no es directa, merece la pena seguir investigando.

Consumo de cannabis y embarazo

A pesar de que se está aprobando en diferentes lugares el uso recreativo del cannabis, apenas hay datos sobre cómo ha cambiado o evoluciona el consumo entre las embarazadas. Tampoco sobre cómo afecta ese consumo a los fetos y su desarrollo, tanto en el embarazo como tras el parto.

Un estudio de 2019 de más de 450.000 mujeres embarazadas encontró que el consumo de marihuana se duplicó con creces entre 2002 y 2017, alcanzando el 7%. De hecho, en estos momentos es es la droga ilícita más popular para las mujeres embarazadas. Esto se debe a que se usa para tratar las náuseas y los vómitos al principio del embarazo. Pero apenas hay evidencias que indiquen si esto funciona o, lo más importante, si es seguro.

De hecho, si el vínculo que han encontrado estos investigadores es causal, el consumo de cannabis durante el embarazo debería desaconsejarse, aunque sea para las náuseas y los vómitos. Por el momento, los investigadores desaconsejan que las embarazadas tomen marihuana y piden a los sanitarios que las disuadan de hacerlo.

Mientras los investigadores encuentran una respuesta a si verdaderamente hay una relación o cómo afecta al feto este consumo, las embarazadas deberían evitar el tomar cannabis como ya hacen con el tabaco y el alcohol.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.