Después del parón de casi seis años —si no contamos su trabajo detrás de las cámaras en Mindhunter— David Fincher regresa con una nueva película en la que mostrará lo que parece haber sido una interesante evolución de método y de fondo en su forma de comprender al cine. Netflix estrenará este otoño Mank el nuevo trabajo del director basado en un guion de su padre Jack Fincher, fallecido en el 2003.

La historia se centra en los esfuerzos del mítico guionista de Hollywood Herman J. Mankiewicz en una lucha contra la peor y más dolorosa etapa de su vida. Todo mientras intentaba llevar al cine esa obra fundacional del séptimo arte como lo es Ciudadano Kane. El estreno está pautado para celebrar el 79 aniversario de la llegada de la película al cine e intentará ser un reconocimiento a los esfuerzos del equipo detrás de cámara por llevar a las salas una obra que desde su primera toma atravesó todo tipo de problemas, rechazos y, al final, una firme resistencia contra su filmación.

Aunque Fincher ha estado alejado de los set de filmación durante los últimos años, no estuvo precisamente inactivo: fue el productor de Mindhunter, uno de los originales más interesantes de Netflix y también dirigió varios capítulos de la ya finalizada House of Cards y produjo la experimental Love, Death & Robots. Pero su retorno a la silla del director no solo es un recorrido novedoso por uno de los grandes mitos de la meca del cine, sino de varios de sus protagonistas anónimos está vez convertidos en objeto de estudio y símbolo acerca de la maquinaria del cine como instrumento creativo.

Mank, tras las cámaras de Ciudadano Kane

Mank cuenta la historia de Herman J. Mankiewicz (Gary Oldman), uno de los artífices de Ciudadano Kane y uno de los talentos detrás de cámara que permitió a la película llegar a la pantalla de cine, a pesar de tener todo en contra.

Mankiewicz era un hombre cínico, alcohólico y con un extraño sentido del humor que de pronto se encontró embarcado en lo que llamaría después, “el gran proyecto de su vida”. La historia de cómo uno de los hombres más curiosos de Hollywood terminó en medio de una de las filmaciones más extrañas y duras que se recuerden, llegará a Netflix bajo la producción de Eric Roth, que ya dejó claro que se trata, con toda seguridad, de uno de los grandes estrenos del año.

“Es una pieza increíble. Hizo una película en blanco y negro de los años 30. Parece una película de los años 30 y se siente como una”. El productor también bromeó acerca del rumor sobre el extraño ritmo de la película “Seis personas irán a verla, pero es bastante sorprendente”.

En una entrevista a principios de este año, la actriz Amanda Seyfried —que interpreta a la actriz Marion Davis— dijo que Fincher hizo sus trucos habituales durante la producción de Mank y filmó una pieza casi 200 veces. También se ha comentado que Fincher se obsesionó con la estética, la iluminación y el ritmo del film, que de alguna u otra forma imita a la producción general de Ciudadano Kane, lo que podría crear un efecto desconcertante por si mismo.

A Oldman y a Seyfried, le acompañan Lily Collins, Tuppence Middleton, Charles Dance, Tom Pelphrey —Ozark—  y el favorito de The Souvenir, Tom Burke como Orson Welles. Detrás de cámara, la película cuenta con el director de fotografía de la temporada 2 de Mindhunter de Fincher, Erik Messerschmidt, y los compositores del director, Trent Reznor y Atticus Ross, quienes ganaron el Oscar por componer The Social Network.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.