Mucho antes de que la pandemia obligase a recluirnos en nuestros hogares y a que los centros educativos dieran sus clases online, Kahoot! ya se había convertido en una herramienta más con la que profesores de todo el mundo complementan y mejoran sus explicaciones en escuelas e institutos a través de juegos interactivos.

Y precisamente, en tiempos de clases a distancia por internet conviene recordar que este tipo de herramientas están ahí para que padres, alumnos y maestros den un empujón a la educación salvando las distancias gracias a la escuela online.

Kahoot!, por ejemplo, lleva disponible desde 2013, una plataforma creada en Noruega que combina la educación y el juego. Para hacernos una idea, en la actualidad cuenta con más de 1.250 millones de jugadores en 200 países de todo el mundo.

Juegos de pregunta y respuesta

Para quien todavía no conozca Kahoot!, se trata de un servicio, que puedes usar desde la Web o desde tu smartphone o tablet, y que sirve para crear juegos de preguntas y respuestas. Su objetivo inicial era emplearse en escuelas e institutos, como ocurre hoy en día, pero también tiene cabida en empresas de todo tipo e incluso para uso personal en tu tiempo libre.

La idea es trasladar lo aprendido o enseñado en las clases online o presenciales y convertir esa materia en preguntas con posibles respuestas. Es decir, crear un juego interactivo a partir de lo aprendido en clase para poner en práctica ese aprendizaje. Combinando pantallas conectadas, se pueden lanzar las preguntas y cada jugador puede responder desde su dispositivo, ya esté en la misma clase o en su propia casa.

Para hacer esto posible, Kahoot! permite diseñar las actividades como una presentación interactiva, añadiendo y quitando elementos a placer y combinándolo con los textos, imágenes o con aquel material que queramos integrar. Una manera divertida de incentivar la participación en clase y de hacer las clases online más llevaderas.

Otra de las ventajas de Kahoot! es que no sólo es una herramienta para complementar la escuela online. También hace de repositorio o catálogo en internet donde encontrar recursos y juegos creados por otros usuarios para adaptar a tus propias necesidades, o en esta ocasión, a tus propias clases.

Aprender en mi idioma

El principal inconveniente de Kahoot! es que durante estos años solamente estaba disponible en inglés. Aunque esto no impide que puedas crear juegos y actividades en cualquier idioma. Es más, en el apartado de Kahoot! Academy hay contenido en español, además de francés o italiano, pero tanto las aplicaciones como la página oficial están en inglés. Hasta ahora.

Aprovechando la vuelta al cole, y teniendo en cuenta que en muchos países de habla hispana algunas de las clases serán online, Kahoot! ha decidido lanzar sus aplicaciones también en español, para que puedas disfrutar de sus herramientas y actividades en tu iPhone, iPad y dispositivos Android en tu propio idioma. La aplicación se puede descargar tanto desde la App Store de Apple como desde Google Play en Android y AppGallery en dispositivos Huawei.

De esta forma, Kahoot! se pone al día estando disponible para países como España, México, Argentina, Chile, Colombia o Perú traduciendo sus aplicaciones al español en un momento en que la escuela online se hace tan necesaria y, en ocasiones, imprescindible.

Por lo demás, las aplicaciones siguen ofreciendo lo mismo que siempre: acceso al contenido ya creado por otros usuarios, alumnos o profesores, así como el contenido aportado por Kahoot! Academy. Y por descontado, las aplicaciones sirven tanto para acceder al contenido y a los juegos educativos como para crear tus propias actividades y jugarlas combinando varios dispositivos conectados.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.