Una mujer desafió las reglas y abrió la puerta de emergencia de un Boeing 737-800 para después caminar sobre el ala. Los hechos ocurrieron el pasado 31 de agosto en el Aeropuerto Internacional de Borýspil, Ucrania, donde una mujer que viajaba con su familia decidió abrir la puerta del avión para salir a tomar aire.

El hecho insólito dejó paralizada a la tripulación. De acuerdo con CNN, algunos pasajeros escucharon que la mujer expresó que "hacía mucho calor" y necesitaba salir a refrescarse. La pasajera abrió la puerta de emergencia que se encuentra al nivel del ala y salió para después sentarse en el borde.

El avión de Ukraine International Airlines, procedente de Turquía, acababa de aterrizar en Borýspil cuando ocurrió el percance. Un video publicado en Instagram muestra a la mujer sentada tranquilamente en el ala antes de que miembros de la tripulación le piden volver al avión. Ella se levanta y camina sin apuro para regresar a su asiento.

https://www.instagram.com/p/CEkEaFmpZam/

Tras una revisión posterior se determinó que no estaba bajo la influencia del alcohol o drogas. Al parecer simplemente tenía calor y decidió que la opción más viable era salir del avión. El hecho parece absurdo si consideramos que se trataba de un vuelo de dos horas luego de pasar unas vacaciones en Turquía.

Como resultado de esta acción, la aerolínea decidió vetarla de por vida. Ukraine International cargó contra la pasajera por dar un mal ejemplo a sus hijos y dijo que sería acreedora a una multa "excepcionalmente alta".

Cómo funcionan las puertas de emergencia de un avión y por qué no deberías abrirlas

Puerta de emergencia de un Boeing 737-800

El Boeing 737-800 cuenta con dos puertas de emergencia ubicadas al nivel de las alas. A diferencia de las puertas frontales o traseras, estos accesos solo requieren jalar una palanca para abrirse. El objetivo de ellas es poder evacuar a los pasajeros en apenas 90 segundos en caso de una emergencia.

Las puertas de emergencia están aseguradas por candados mecánicos que se activan luego de cumplir ciertos parámetros. Esto es cuando las otras puertas se cierran, hay corriente y el avión se encuentra en el aire o con el sistema de propulsión activo (despegue).

Cuando la aeronave está en tierra o uno de las otras condiciones no se cumplen, es posible abrirla. En caso de un incendio o alguna otra emergencia se activará la alerta y el pasajero que se encuentra junto a la salida tendrá que abrirla jalando la palanca.

Debido a que es relativamente sencillo hacerlo y no requiere aventar la puerta como en los modelos antiguos, los pasajeros pueden evacuar rápidamente. Al mismo tiempo esto puede significar una invitación a que cualquiera pueda hacerlo por razones absurdas como sentir calor o estar molesto porque el vuelo se ha retrasado.

Cuando un pasajero abre intencionalmente la salida de emergencia es necesario llamar al personal de mantenimiento. Las cosas no se resuelven simplemente cerrándola, por lo que si alguien escapa por culpa de un retraso, es un hecho que eso provocará que el vuelo se demore todavía más.

Sumado a eso, el pasajero será sujeto a una revisión médica y psicológica, sumado a las multas por las pérdidas económicas que podría causar a la aerolínea.