Los gemelos Alan y Alex Stokes, dos figuras bastante populares en TikTok, creyeron que organizar un robo bancario falso no tendría consecuencias. Ambos influencers de 23 años fueron arrestados por las autoridades de Orange (California) por hacer una broma que, desde luego, se salió de control. Los Stokes grabaron el suceso y lo compartieron en sus redes sociales, pero nunca pensaron que el material sería clave para abrir una investigación.

En octubre de 2019, y como parte de un contenido que planeaban compartir en TikTok y YouTube, Alan y Alex Stokes se vistieron de negro, usaron un pasamontañas y llenaron bolsas con billetes falsos de un dólar. Su objetivo era fingir un asalto a una sucursal bancaria y llamar a un Uber que los apoyara en su escape. El problema es que el chofer les negó el servicio; lo peor estaba por ocurrir. Un testigo, que evidentemente creyó que el robo era real, llamó a la policía.

Cuando las autoridades llegaron, pensaron que el conductor estaba involucrado en el "robo" y lo obligaron a salir del vehículo. ¿Hace falta mencionar que en Estados Unidos la policía suele ser bastante agresiva en estas situaciones? Afortunadamente, la policía determinó que el chofer no participó y fue liberado. Los gemelos Stokes también estuvieron detenidos brevemente, sin embargo, quedaron en libertad tras recibir un regaño a causa de su broma.

No contentos con el resultado, ese mismo día los influencers de TikTok volvieron a intentar hacer la broma en otro lugar de lo ciudad. Nuevamente la policía atendió un llamado de emergencia y, para su sorpresa, eran los mismos jóvenes del evento anterior. A pesar de la reincidencia, los policías no los detuvieron en ese momento, pero tampoco archivaron el caso. Los vídeos eran evidencia suficiente para respaldar una violación a ley de California.

Algo más que una simple broma para compartir en TikTok

Todd Spitzer, fiscal de distrito de Orange, dejó claro que no eran simples bromas. "Estos son delitos que podrían haber terminado con alguien gravemente herido o incluso muerto. Los agentes de la ley juran proteger al público y cuando alguien llama al 911 para denunciar el robo a un banco, responderán para proteger vidas. En cambio, lo que encontraron fue un intento desagradable de ganar más popularidad en internet al poner en peligro a miembros del público y agentes de policía", afirmó la fiscal en declaraciones recogidas por Fox News. Si resultan culpables, los gemelos de TikTok podrían pasar hasta 4 años en la cárcel.