El crecimiento de Tesla en los últimos años se debe, en gran parte, al éxito del Model 3. Los dirigidos por Elon Musk aumentaron la producción gracias a la apertura de varias fábricas y, sobre todo, consiguieron ofrecer un modelo asequible si lo comparamos con las primeras propuestas de la compañía. Sin embargo, para Tesla todavía no es suficiente; su próximo objetivo es desarrollar un vehículo todavía más económico que les permita acceder a más bolsillos.

Elon Musk, CEO de Tesla, volvió a tocar el tema —lo hizo en 2018 con Marques Brownlee— de un modelo de menor precio, reconociendo que la empresa necesita vehículos más económicas para seguir triunfando. "No tendremos éxito en nuestra misión si no hacemos que los autos sean asequibles. Lo que más me molesta de la posición en la que estamos ahora es que nuestros coches no son lo suficientemente asequibles. Necesitamos solucionar eso", afirmó en una llamada con inversionistas que recoge Autocar.

Desde luego, el directivo no reveló cuáles son sus planes concretos para afrontar el problema. Pese a lo anterior, nuevamente avivó los rumores sobre un Tesla compacto: "Sería razonable suponer que fabricaríamos algún tipo de vehículo compacto y, probablemente, un vehículo de mayor capacidad". Más allá de incursionar en otros segmentos y mercados, el hecho de crear un modelo compacto les permitiría hacer frente a vehículos como el Volkswagen ID.3 o Peugeot e-208.

La fábrica de Alemania sería clave para el modelo compacto

De acuerdo a la información de Autocar, para Tesla será clave iniciar operaciones en la Gigafactory de Alemania a mediados de 2021, pues esta fábrica les permitirá emprender la producción de un modelo asequible. El medio citó las palabras de Musk hace algunos meses, en las que mencionaba que la planta germana representaba una "revolución en la ingeniería de las carrocerías automotrices".

Mencionan, además, que el modelo compacto estaría inspirado en el Model 3. Eso sí, con prestaciones reducidas para poder alcanzar un precio menor. En este último punto jugaría un papel fundamental la tecnología "revolucionaria" mencionada anteriormente. Y es que Tesla estrenaría un proceso de fabricación simplificado que, además de ser más eficiente, también reduciría los costos de producción. ¿Y cómo se llamará el vehículo? Todavía no lo sabemos, pero en el mundo de los rumores lo conocen como Model C o Model 2.

Volkswagen está a punto de adentrarse en un mundo 100% electrificado con ayuda del ID.3. Si bien no cuentan con la experiencia de Tesla en el sector, el precio de su primera propuesta está llamando la atención de aquellos que pretenden adquirir su primer coche eléctrico. El único obstáculo para Tesla, sin embargo, es que antes de lanzar un compacto primero deben consolidar la presencia de otros modelos ya anunciados, tales como el Model Y y la Cybertruck.