La pandemia del coronavirus le ha quitado exposición a otras situaciones de gran importancia que están ocurriendo en el planeta. Una de ellas tiene que ver con las altas temperaturas que se están reportando en diversas regiones. Hoy la estación meteorológica del Valle de la Muerte, California, dio a conocer el día más caluroso de la Tierra en años, concretamente desde 2017. La información ha generado preocupación, pues comienza a ser un récord que se rompe de manera más constante.

De acuerdo a los datos compartidos por la estación de Furnace Creek, el Valle de la Muerte registró una temperatura de 53,3 grados centígrados (128 grados Fahrenheit) ayer domingo. Si bien la región siempre se ha caracterizado por las altas temperaturas —es un desierto—, incluso para los propios habitantes es un número que rebasa cualquier normalidad en años recientes. Cabe señalar que la misma región ya había reportado 54 °C durante 2013.

En 1913 se afirmó que el Valle de la Muerte llegó hasta los 56.6 °C, sin embargo, expertos meteorólogos de la actualidad aseguran que la medición de aquel entonces no fue exacta. De hecho, Christopher Burt, historiador meteorológico de Weather Underground, dijo que esa temperatura no era "posible desde una perspectiva meteorológica", agregando que muy probablemente se trató de un error en el reporte.

Las altas temperaturas también alcanzan a la Antártica

Independientemente del acontecimiento del siglo anterior en el Valle de la Muerte, es un hecho que la Tierra está sufriendo oleadas de calor intenso por todo el mundo, lo cual está afectando directamente a la naturaleza. El pasado febrero, la Antártica, a través del Servicio Meteorológico Nacional de Argentina, registró su temperatura más elevada desde 2015: 18,3 ºC. Clare Nullis, portavoz de la Organización Meteorológica Mundial, declaró que era una cifra inusual "incluso durante los meses de verano más cálidos".

Julio de 2020 ha sido un mes sumamente caluroso para el sur de los Estados Unidos. La cadena CBS News recoge que Palm Spring, también ubicado en California, llegó a los 49,4 ºC. Phoenix y Tucson, en Arizona, alcanzaron los 46,6 ºC y 45 ºC, respectivamente, mientras que Roswell (Nuevo México) se quedó en una temperatura máxima de 43,3 ºC. Sin lugar a dudas, son cifras que cada año se hacen más habituales, tanto en el país norteamericano como en otras regiones del planeta.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.