España también participa en la misión Mars 2020 que, si todo sale según lo planeado, pondrá rumbo a Marte a las 13:50 hora peninsular. De hecho, lo hace con uno de los instrumentos científicos de Perseverance: MEDA. Aunque hay otras contribuciones españolas, MEDA es la más importante. ¿Qué es MEDA? ¿Qué busca estudiar esta herramienta?

«El Mars Environmental Dynamics Analyzer (MEDA) es un conjunto de sensores todos ellos orientados a la caracterización de la atmósfera marciana», ha explicado a Hipertextual José Antonio Rodríguez-Manfredi, investigador en el Centro de Astrobiología (CAB) y en el INTA e investigador principal de MEDA. «La clave es que MEDA es el instrumento encargado de hacer una monitorización o estudio profundom de la atmósfera en el marco de la misión Mars 2020″. Es decir, se trata de uno uno de los siete instrumentos «que la NASA eligió en 2014 como carga útil y científica de la misión».

El principal objetivo científico de MEDA está claro: «Cómo es la dinámica de la atmósfera, cómo se mueve», ha indicado el investigador del INTA. Sabemos que en la atmósfera de Marte hay cambios, como los ciclos del metano o el vapor del agua, las tormentas de polvo e, incluso, el ozono, según explica Rodríguez-Manfredi. «Por ejemplo, en el metano no vamos a ver cómo se genera, eso ya es una cuestión que involucra a la geología, pero sí cómo se mueve por la atmósfera. El ozono también queremos estudiarlo, incluso medirlo. Es decir, queremos saber cuánto hay en la atmósfera, que es algo que todavía no se ha hecho todavía desde la superficie», ha señalado.

Pero, tal y como apunta el investigador del INTA, es también muy importante conocer mejor el papel del polvo en la atmósfera marciana. Y MEDA también se va a dedicar a mirar esto:

«En la atmósfera de Marte es esencial el papel que juega el polvo tan fino que hay en el planeta y que genera esas tormentas tan grandes. ¿Cómo se levanta ese polvo? ¿Cómo se mantienen o generan las tormentas a nivel planetario? ¿Qué hace que finalmente todo esto se caiga, que pierda esa energía y se vaya de nuevo al suelo?»

MEDA y los cambios cíclicos de la atmósfera

NASA/JPL-Caltech.

En definitiva, esta estación meteorológica, que es lo que es MEDA, lo que va a hacer es ver cómo son «los cambios cíclicos que hay en la atmósfera marciana». «Esos cambios pueden darse a nivel de días, que un mismo día se den unas dinámicas o cambios, en el periodo de entre días o, incluso, semanas», ha apuntado el investigador principal de este instrumento.

Además, de «fenómenos que se producen en ese orden temporal», también los hay «estacionales», como sucede en la Tierra. «Por ejemplo, en la primavera marciana se produce un cambio en los patrones de circulación de toda la atmósfera que, cuando llega el verano o el invierno, se reorganiza de una manera muy similar a la que ocurre en la Tierra», ha señalado. Pero, además, «también hay fenómenos que ocurren de manera interanual, es decir, entre años», ha señalado.

No obstante, hay que tener en cuenta que MEDA no es la primera estación meteorológica en llegar a Marte, ya hay otras dos. Una con InSight y la del MSL. La información de esta pequeña red de estaciones meteorológicas nos dará mucha más información sobre Marte. «Y las tres son españolas, confeccionadas por nosotros, con lo cual eso también es una oportunidad importante«, ha señalado por teléfono el investigador del INTA.

«Todos esos datos generados por MEDA, unidos a los modelos computacionales, que se utilizan para dar sentido y contesto a todo esto, averiguarán parte o tratarán de entender toda esa dinámica a nivel planetario, no solo donde estemos».

La misión Mars 2020 va a durar «un año y medio marciano», es decir, algo más de dos años terrestres. No obstante, al tratarse de un «desembolso notable», mientras el rover pueda seguir funcionando, se seguirán recavando datos. Esto ya lo hemos visto antes con Opportunity y Curiosity, «ahora esperamos que también suceda lo mismo con Perseverance». Por lo que, el investigador afirma que «no le ponemos fecha de fin, la idea es que continúe mientras se pueda».

MEDA ha sido una combinación de recursos a nivel nacional, en el que también han participado instituciones internacionales como el Instituto de Meteorología de Finlandia. El proyecto ha costado entre 12 y 15 millones de euros. Y nos dará una información sobre el planeta rojo que ayudará a conocer más a fondo su dinámica atmosférica, pero que también preparará a la NASA para futuras misiones espaciales. Incluso, para llevar al ser humano a suelo marciano por primera vez.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.