– Jul 4, 2020, 8:30 (CET)

Las primeras distribuciones Linux (1992)

Un 25 de agosto de 1991, un joven Linus Torvalds anunció en un grupo de noticias sobre Minix que estaba creando un sistema operativo “free” (en castellano libre y/o gratuito) para procesadores 386 y 486. Difícilmente, a sus 21 años de edad, podía imaginar que el resto de su vida giraría entorno a Linux, ese sistema operativo que se ganaría el favor de entusiastas, informáticos y programadores de todo el mundo. Hoy hay una cantidad incontable de distribuciones Linux, normalmente basadas en las anteriores. La pregunta es, ¿qué distribuciones iniciaron el árbol de Linux?

No hay una cifra exacta. Es prácticamente imposible saber cuántas versiones de Linux hay en el mundo. En parte, porque hay muchas que se han creado para uso interno en redes locales, instalaciones privadas o empresas y organismos públicos que prefieren no hacer alarde de su software para mantenerlo lo más seguro posible. Distrowatch es probablemente el portal de referencia donde encontrar las distribuciones Linux más nuevas y hacerse una idea de su popularidad, pero sus cifras no son ni oficiales ni del todo exactas. En su día, el proyecto Linux Counter intentó dar una cifra de distros Linux disponibles, pero tras ser retomado en varias ocasiones desde su creación en 1993, finalmente se abandonó hace unos años.

Para hacernos una idea de la cantidad de Linux que podemos encontrar, hay disponible un árbol muy completo de distribuciones originales y derivadas. Ocupa 6 MB y tiene una resolución de 2.320 x 26.400 píxeles. Os invito a contar las distribuciones que aparecen, pero es una tarea que os llevará mucho tiempo y, en el proceso, seguramente surgirán unas cuantas distribuciones nuevas. El caso es que ese árbol, realizado por Jappie Klooster, nos da una idea gráfica de cómo Linux ha ido evolucionando en forma de distribuciones. A partir de su núcleo, que es lo que llamamos de origen Linux, se han ido compilando distros Linux añadiendo aplicaciones, controladores, escritorios y todo tipo de software según el caso.

En esta ocasión, no queremos repasar ese árbol, ya que sería una tarea titánica. Más bien nos interesa ir al principio de los tiempos. En realidad, ese árbol se nos queda corto, ya que empieza en 1994. Para este artículo es necesario volver más atrás, entre 1991 y 1993, desde que el universitario Linus Torvalds anunció que estaba creando un sistema operativo inspirado en Minix, y a su vez, en UNIX, hasta 1994, año en que Torvalds publica la versión 1.0 de su núcleo Linux. En 1994 nacerán distribuciones hoy importantísimas como Red Hat o SUSE. Y en el año anterior veremos Slackware y Debian. A continuación, repasamos las distribuciones Linux pioneras, las primeras en su clase.

SLS - Softlanding Linux System

Sería muy atrevido decir que SLS es la primera distribución Linux. Para curarnos en salud, diremos que es una de las primerísimas, y bien podría ser cierto que es la primera. SLS, acrónimo de Softlanding Linux System, se presenta en sociedad en mayo de 1992, nueve meses después de anunciar Linus su propuesta de sistema operativo. Para entonces, la versión de Linux disponible era la 0.95. El creador de SLS fue Peter MacDonald, ingeniero de software canadiense más conocido por su contribución a Wine y por haber creado el navegador BrowseX, la suite de herramientas PDQI y el intérprete Jsish para JavaScript.

Fuentes: Linux.org.ru, rdebath (GitHub) y Linuxcenter.ru (Wikipedia)

El lema de SLS era “Gentle Touchdowns for DOS Bailouts”, que podríamos traducir como “Toques suaves para rescates de DOS”. Junto al núcleo Linux, incluía X Window System y alguna que otra herramienta, como librerías, consolas virtuales, etc. En total, 15 disquetes. Y entre sus requisitos técnicos, 10 MB de espacio en disco.

Aunque SLS no ha llegado a nuestros días, tiene el mérito de ser el primer intento serio de crear una distribución Linux. Además, sirvió de inspiración a las archiconocidas Slackware y Debian. Si quieres probarla, hay una versión hospedada en GitHub.

MCC Interim

Aunque hay quien considera a SLS la primera distribución Linux, si nos atenemos a las fechas disponibles, antes de ésta llegó MCC Interim, publicada en febrero de 1992 por Owen Le Blanc. El nombre de la distro se debe a que su autor estudiaba en aquel entonces en la Universidad de Manchester, en Reino Unido. De ahí lo de MCC, acrónimo de Manchester Computing Centre o Centro de Computación de Manchester.

MCC Interim estaba enfocada a usuarios no familiarizados con UNIX. Además, incluía un instalador que instalaba el núcleo Linux y herramientas de programación. También tiene el mérito de ser la primera distro disponible vía FTP.

Como curiosidad, la página personal de Le Blanc en la Universidad de Manchester sigue en pie. También podéis consultar la página de ManLUG, el Grupo de Usuarios Linux de Manchester.

MCC Interim se siguió desarrollando hasta 1996. Por entonces ya había servido como inspiración a otras de las primeras distribuciones Linux. Si quieres probarlo por tu cuenta, puedes hacerlo con los instaladores disponibles en ArchiveOS.

TAMU

Gracias al repositorio de sistemas operativos abandonados ArchiveOS podemos recordar TAMU, otro de los primeros Linux que vieron la luz en 1992. Lamentablemente, su repositorio original ya no está online, si bien podemos encontrar una copia en este enlace.

En cuanto a su origen, esta distro Linux nace en la Texas A&M University, de ahí el acrónimo TAMU. Y, más concretamente, en el Texas A&M Unix & Linux Users Group, o Grupo de Usuarios de Linux y Unix de la Texas A&M. Como anécdota, en 2010 intentaron resucitar esta distribución en el mismo grupo.

TAMU destaca por ser una de las primeras distribuciones Linux con entorno gráfico, X Window System, igual que SCC. Y como ambas vieron la luz en mayo de 1992, no es fácil determinar cual fue la primera distro Linux gráfica.

Yggdrasil

Yggdrasil, también conocida como Yggdrasil Linux, Yggdrasil Linux/GNU/XLGX, tiene la particularidad de ser una de las primeras distribuciones Linux desarrolladas en una empresa. En concreto, por Yggdrasil Computing, fundada por Adam J. Richter.

Otra de sus particularidades es que fue el primer Linux ofrecido en un CD en vivo por una empresa. Pero antes de que se popularizaran los Live CD, la llamaron Plug-and-Play, el mismo lema que tendrían los cables USB en sus inicios.

Fuente: Wikipedia y ArchiveOS

A nivel técnico, esta distro detectaba el hardware sobre el que corría y se adaptaba para funcionar correctamente. Además, era compatible con el sistema de archivos FHS de UNIX, integraba X Window System y herramientas como Bison, Flex, Make, TeX, Groff, Ghostscript o Emacs.

La primera versión pública de Yggdrasil es de diciembre de 1992. Funcionaba en un PC 386 con 8 MB de RAM y 100 MB de espacio en disco. Con el tiempo se lanzaron nuevas versiones. La de febrero de 1993, por ejemplo, tenía un precio de 60 dólares de la época. En agosto habían vendido 3.100 copias.

Con todo, su última versión fue lanzada en 1995. Para entonces ya se estaban popularizando Debian, Slackware o Red Hat. Si quieres probar Yggdrasil, encontrarás versiones para instalar en su ficha de ArchiveOS.

DLD - Deutsche Linux Distribution

Hemos visto que entre las primeras distribuciones Linux hay propuestas inglesas y estadounidenses. Alemania también contribuyó con la conocida como DLD o Deutsche Linux Distribution, y si bien SUSE es más popular, DLD fue la primera de su clase en el país germánico.

Creada en 1992 por la compañía Delix Computer GmbH, al principio era compatible con Slackware debido a su inspiración en BSD, una variante de UNIX creada en la Universidad de California, en Berkeley. Con el tiempo dio el salto a System V e integró el sistema de paquetes RPM de Red Hat. Y entre sus grandes aportaciones, destaca la traducción de toda la documentación, en inglés, al alemán.

La última versión de DLD se publicó en 1999. Para entonces, su compañía madre, Delix Computer, había sido comprada por Red Hat, de manera que se convirtió en Red Hat Germany. Al igual que algunas de las distribuciones anteriores, si quieres probar DLD puedes hacerlo descargando una versión en ArchiveOS.

Nota: La fotografía que ilustra este artículo es propiedad de Michael Minn, que instaló Slackware Linux 7.1 en un viejo portátil Toshiba T1910. Su “experimento” viene explicado al detalle en su página personal.