Es imposible negarlo: actualmente existe un ambiente tóxico entorno a las consolas de próxima generación. Si bien es algo que se vive con el lanzamiento de cualquier hardware —cómo olvidar SNES vs. Mega Drive—, este año se han juntado varias circunstancias que lo hacen más evidente, desde el enfado que produce el confinamiento hasta la gran difusión que puede tener un mensaje de odio a través de redes sociales. Phil Spencer, máximo responsable de Xbox, cargó contra la absurda guerra de consolas y aquellos que la fomentan.

En una entrevista con The Washington Post, Phil Spencer expresó que la guerra de consolas es una situación que solo perjudica el bienestar y crecimiento de la industria de los videojuegos. "Esta idea de que para que la industria crezca, algunas compañías deben tener éxito y otras deben fracasar, no ayuda a que los juegos alcancen el potencial que debería. Deberíamos estar encaminados a ayudar al gaming a medida que la industria crece, de tal forma que los creadores puedan asumir mayores riesgos. Cuando se lanza un juego, deberíamos aplaudirlo, ya sea para PC, PlayStation o Switch".

Desde luego, para empresas como Microsoft y Sony debe ser complicado lidiar con "fans" inadaptados que solo se dedican a atacar consolas, estudios e incluso personas que trabajan para las compañías rivales. Todavía peor, existen comunidades donde se normalizan y fomentan los discursos de odio, principalmente en plataformas como Twitter y YouTube. Las palabras de Phil Spencer, sin ninguna duda, contribuyen a disminuir la toxicidad que se respira actualmente en la industria.

"Mi pedazo de plástico es mejor que tu pedazo de plástico".

"Deberíamos enfocarnos en esta industria que amamos y ver que siga creciendo. Y debemos protegerla de los problemas que tiene. Si vamos a gastar energía, vamos a gastarla en esas cosas, no en 'mi pedazo de plástico es mejor que tu pedazo de plástico'. No creo que sea una conversación productiva", apuntó. Las palabras de Phil Spencer deberían ser reflexionadas por cada uno de los que conformamos esta industria. Las peleas tóxicas, en definitiva, nos alejan de formar un ambiente sano en la comunidad del gaming.

Microsoft, Sony y Nintendo han dedicado esfuerzos para demostrar que la rivalidad entre ellas es sana. Sin embargo, desgraciadamente ese mensaje no ha sido comprendido por un cierto sector de la comunidad. Atacar a una consola no aumentará el valor de tu adquisición; cada persona tiene sus gustos y, sin importar cuáles sean, se deben respetar. La Xbox Series X y la PlayStation 5 verán la luz durante el último trimestre de 2020, y será una excelente oportunidad para que sus afortunados poseedores solo se dediquen a disfrutarlas.