Declaraciones obtenidas por Motherboard desmienten, al menos parcialmente, la versión del Gobierno de España en relación al caso de espionaje de Roger Torrent. Al menos así lo afirma uno de los ex-empleados del grupo NSO, quienes desarrollan el software espía que actuó sobre el político catalán.

La investigación de los diarios apuntaba a la aparente participación del Gobierno de España, que si bien no es posible confirmar, apunta cada vez de una forma más directa al Gobierno español. Fuentes de este lo negaban tajantemente –aunque sin mención explicita–, sosteniendo que "actúa siempre con pleno sometimiento al ordenamiento jurídico y con absoluto respeto a la legalidad vigente". También NSO se distancia de su uso, del que dicen corresponde totalmente a las entidades que lo contraten.

España, cliente de NSO, según un ex-empleado

El pasado martes se publicaba una investigación conjunta entre El País y The Guardian que apuntaba al uso de spyware, contra al menos un dirigente político catalán. Roger Torrent tuvo su smartphone bajo una amenaza extremadamente polivalente, al utilizar contra él un software de NSO denominado Pegasus.

En declaraciones a Motherboard, un ex-empleado de NSO afirma que el ejecutivo español ha sido cliente de NSO desde 2015. Año coincidente con el último del que se tiene constancia de que el CNI o la Policía española sí contratara este tipo de servicios con Hacking Team, otra compañia italiana que presta herramientas similares, según se filtró en dicho año.

Este empleado sostiene que la entrada de España en su cartera de clientes no fue una más: "En realidad estábamos muy orgullosos de ellos como clientes", afirma. "Finalmente un estado europeo", recuerda el trabajador.

Desde el medio digital recogen además declaraciones de Carles Puigdemont vía email, que sostiene que el uso de métodos autoritarios por el Gobierno español no son nuevos. Asimismo, Mathias Vermeulen, uno antiguo trabajador en el Parlamento Europeo que ha trabajado en temas de vigilancia tecnológica, afirma que "el uso de herramientas extraordinarias como Pegasus contra políticos elegidos democráticamente es una novedad en Europa y debe ser investigado inmediatamente".

Mucho por esclarecer

Incluso en el caso de ser ciertas las declaraciones la contratación de este servicio por parte de las agencias gubernamentales españolas, es todavía complicado vincular el uso por estas al caso de Roger Torrent de forma directa. De hecho, todavía no está completamente claro que dicho malware hubiera infectado exitosamente el terminal de Torrent. No obstante, este apunta a comportamientos inusuales de su dispositivo, como el borrado de mensajes, que se cree que son habituales en este tipo de software.

A priori, cualquiera de las otras potencias que ha contratado sus servicios podría haberlas utilizado contra él. No obstante, el CNI afirma que actúa de acuerdo a toda legalidad vigente, lo que estaría en entredicho si finalmente se arroja más luz sobre este caso en la dirección que apunta Motherboard.

El espionaje de Roger Torrent forma parte de una lista mucho más grande a la que ha tenido acceso el Citizen Lab de la Universidad de Toronto, en Canadá. Al menos hay otros dos políticos independentistas se encuentran en esa lista, que ya han sido avisados de este hecho.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.