Kelly Preston, esposa del actor John Travolta, murió hoy a los 57 años dos años después de haber sido diagnósticada de un cáncer de mama que, finalmente, no pudo vencer. La actriz, que participó en películas como Mischief, Twins y Jerry Maguire se encontraba semiretirada del cine desde hacía casi medio lustro.

El actor John Travolta, con quien Preston estuvo casada por 29 años, anunció su muerte a través de su cuenta Instagram personal: “Ella peleó valientemente con el amor y el apoyo de muchos. Me tomaré un tiempo para estar allí para mis hijos que han perdido a su madre, así que perdóname por adelantado si no tienes noticias nuestras por un tiempo. Todo mi amor, JT”, escribió Travolta.

Su hija Ella, también publicó palabras de amor y pesar sobre su madre en la red social: “Nunca he conocido a nadie tan valiente, fuerte, hermosa y amorosa como tú. Cualquiera que tenga la suerte de haberte conocido o haber estado en tu presencia estará de acuerdo en que tienes un resplandor y una luz que nunca deja de brillar y que hace que cualquier persona a tu alrededor se sienta feliz al instante. Gracias por estar allí para mí, no importa qué. Gracias por tu amor. Gracias por hacer de este mundo un lugar mejor. Has hecho la vida tan hermosa y sé que continuarás haciéndolo siempre. Te quiero mucho mamá».

Una herida dolorosa

No es la primera tragedia a la que se enfrenta la familia Travolta: en el 2009, Jett Travolta de 16 años e hijo mayor de la pareja murió de manera repentina mientras se encontraba de vacaciones en las Bahamas, en medio de un violento episodio de convulsiones. Ya en el 2003, Preston había revelado que el adolescente padecía el síndrome de Kawasaki, un cuadro médico relacionado con la inflamación de arterias mayores y que puede producir secuelas y síntomas neuronales en sus puntos más complicados.

La muerte de Jett estuvo rodeada de un moderado escándalo cuando se especuló con la posibilidad que se hubiese sido algo más que las consecuencias de un cuadro médico. Se habló sobre un posible golpe en la cabeza que podría haber provocado su muerte instantánea. No obstante, ni los forenses o el personal del Rand Memorial Hospital pudo asegurar el extremo.

Para Preston, se trató de un golpe moral del que no pudo recuperarse del todo: la actriz redujo sus apariciones públicas hasta casi desaparecer durante los últimos cinco años. Su tratamiento contra el cáncer apenas trascendió a la vida pública y, de hecho, su muerte toma por sorpresa a buena parte del público.

Kelly Preston: para el recuerdo

Nacida como Kelly Kamalelehua Smith en Honolulu, cambió su nombre a Kelly Preston para comenzar su carrera en el cine. La actriz siempre admitiría que “no podía imaginar” a nadie pronunciando su nombre, de modo que escogió uno que “tuviera la musicalidad de antaño”.

En 1985 obtuvo su primer papel en Mischief de Mel Damski, a la que le siguió otra comedia adolescente Secret Admirer de David Greenwalt.
Más tarde, Kelly Preston volvió al plató con SpaceCamp de Harry Winer y luego en Twins con Arnold Schwarzenegger y Danny DeVito y dirigida por Ivan Reitman. Se le consideró su primer gran éxito de taquilla, aunque Preston ya por entonces confesó que debía luchar contra el estereotipo de “la rubia tonta” contra el que bregaría la mayor parte de su carrera.

Su papel más conocido continuará siendo el de Avery Bishop en Jerry Maguire (1996) de Cameron Crowe, en el que interpretó a la prometida de Tom Cruise. La actriz sorprendió con una actuación extrañamente sardónica en la que no solo se burlaba de manera sutil de la icónica rubia norteamericana, sino que además lograba crear un nuevo tipo de villana muy cercana a la comedia.

Un matrimonio complicado

Travolta y Preston se conocieron durante las filmaciones de la película The Experts dirigida por Dave Thomas en 1987 y se casarían en París en 1991. Años después, Preston aseguró que tuvo una premonición de su matrimonio cuando era una adolescente y vio un cartel del famoso musical del ’78 Grease de Randal Kleiser, del que Travolta es protagonista. “Supe de inmediato que sería mi esposo, aunque con 16 años, no supe bien cómo podría suceder eso”, bromeó la actriz para Variety por la época.

El matrimonio Travolta estuvo rodeado de polémica, después de que el actor se enfrentara por años a rumores sobre su supuesta homosexualidad y se le acusara de utilizar su matrimonio como una excusa para mantener su buen nombre en Hollywood. El año pasado, el expiloto Doug Gotterba aseguró haber sostenido una relación con el actor y que disponía de “pruebas” de los encuentros, ocurridos alrededor del año 1981.

Pese a la polémica a su alrededor, el matrimonio Travolta se mantuvo estable y con sus casi treinta años de convivencia en común, se le consideraba uno de los más estables de Hollywood.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.