– Jul 1, 2020, 11:01 (CET)

La modelo de Playboy que llegó a Primera Dama de internet

Aunque ya no es tan popular como hace unas décadas, quienes peinamos canas la reconocemos en cuanto la vemos. Es una fotografía que ha trascendido el tiempo, como la de Einstein sacando la lengua o la de los obreros almorzando en una viga metálica a metros de altura. Quién iba a decirle a una joven modelo sueca que su fotografía iba a difundirse como lo ha hecho y que serviría para definir los estándares de las imágenes digitales.

Su nombre es Lena Forsén. Es sueca y debe de rondar los 69 años. Pero la fama le llegó muy pronto. Esta historia empieza en 1972, cuando una joven modelo sueca llamada Lena Forsén aparece en el número de noviembre de la popular revista Playboy. Nada más y nada menos que en las páginas centrales. Con tan solo 21 años. La fotografía fue realizada por Dwight Hooker, uno de los fotógrafos más reputados por aquel entonces y que ya había publicado sus fotografías en las páginas centrales de Playboy en hasta siete ocasiones. Eso sin contar con las numerosas portadas.

Pero lo importante de esta historia es que esa fotografía a color que ocupaba el pliegue central de la revista Playboy de noviembre de 1972 trascendería esa publicación y se convertiría curiosamente en un estándar de las imágenes de pruebas para, a su vez, da vida a estándares de la imagen digital que todos usamos en internet. Hasta el punto de que muchos la han llamado “the First Lady of the Internet”, o en castellano, la Primera Dama de internet.

Decía que esta historia empieza en 1972 y parece no tener fin. Cada cierto tiempo, medios de todo el mundo recuerdan a Lena Forsén, nacida como Lena Sjööblom y luego Lena Söderberg. Todo un icono de internet y de la imagen digital. Incluso tiene su propia página en Wikipedia. De ahí que sepamos que su cumpleaños es el 31 de marzo. Que fue playmate en noviembre de 1972 y que su fama le ha llegado por el uso que se ha hecho de su fotografía más que por su trabajo artístico.

De modelo a playmate

Aunque podría ser más extensa, la entrada en Wikipedia sobre Lena Forsén, Lenna para muchos en internet, ofrece mucha información sobre esta exmodelo sueca. Y es que, como decía, medios como Wired, BBC, Vice o San Francisco Chronicle le han dedicado algún que otro artículo explicando cómo la imagen central de una revista para adultos se empleó para definir estándares digitales.

En la actualidad, la persona que internet conoce como Lenna, con dos enes, vive en Suecia. Se casó dos veces y tiene tres hijos y varios nietos. En cuanto a su carrera profesional, empezó como modelo cuando viajó a Estados Unidos desde su Suecia natal por motivos familiares. Al principio fue modelo de joyería y catálogos. Y su momento estrella llegó en 1972 cuando Dwight Hooker la fotografió para las páginas centrales de Playboy.

Curiosamente, los reconocimientos y la fama no le han llegado desde el ámbito de la moda. En 1997 recibió un premio por su contribución a internet y a la fotografía digital. Y es que gracias a su fotografía más popular se pudieran diseñar estándares como el JPEG o el MPEG. De ahí que la Society for Imaging Science and Technology le reconociera su papel en esta historia.

El lugar adecuado en el momento adecuado

Que Lenna se convirtiera en la Primera Dama de internet se debe en gran parte a Alexander Sawchuk, ingeniero electrónico por el MIT y que ha trabajado toda su vida en temas relacionados con el procesamiento de imagen, optoelectrónica, almacenamiento de datos, etc. En 1973, Sawchuk estaba en la Universidad del Sur de California. Más concretamente, en el Signal and Image Processing Institute, para entendernos, el Instituto de Procesamiento de Señales e Imágenes.

Por cuestiones del azar, un ejemplar de la Playboy de noviembre de 1972 se encontraba por allí. Y ante la necesidad de emplear una fotografía para probar su algoritmo de compresión de imágenes, la ganadora fue la fotografía de Lenna en el centro de la revista. El objetivo del experimento, lograr que una imagen a todo color que ocupaba dos páginas pudiera convertirse en un archivo de imagen lo más ligero posible con la menor pérdida de calidad. Para escanear la fotografía emplearon un escáner Hewlett-Packard 2100, que generó una imagen de 512 x 512 líneas. Eso sí, por motivos obvios de decoro tan sólo escanearon la parte posterior, hasta los hombros.

Pronto el archivo se difundió entre los propios miembros del equipo y entre extraños. Y es que habían logrado un escaneo de gran calidad, para la época, en un tamaño relativamente fácil de manejar. Además, la fotografía mostraba una gran cantidad de colores, por lo que era muy útil para pruebas y análisis relacionados con el procesamiento digital de imágenes.

Modelo e icono sin saberlo

Resulta curioso saber que durante la década de los 70, Lena Forsén siguió con su trabajo como modelo. Tras aparecer en varios catálogos y convertirse en Miss Noviembre gracias a Playboy, llegó a aparecer en catálogos de marcas como Kodak o Xerox. Es decir, mientras que por un lado su fotografía de 1972 se iba haciendo popular en el ámbito del procesamiento de imagen digital, sin ella saberlo, en paralelo Lenna contribuía en el mismo sector apareciendo en la publicidad de tecnología relacionada con la fotografía y la imagen.

En concreto, tal y como muestra un artículo de Wired del año pasado, Lenna aparece en la portada de un catálogo de Kodak de 1973 y en la portada de un manual de instrucciones de un Xerox 7700. Y al mismo tiempo, su fotografía escaneada era portada de una tesis doctoral titulada Some Aspects of Perception Based Image Coding, de Torbjörn Kronander.

Volviendo a esa imagen, según recopila un artículo de 2012 de The Next Web, la fotografía digitalizada de Lenna se empleó como imagen para pruebas tanto en el Instituto de Procesamiento de Señales e Imágenes de donde surgió como en otros lugares. La lista incluye UCLA Image Communications Lab, Carnegie Mellon School of Computer Science, Rensselaer Polytechnic Institute, University of Waterloo Fractal Coding and Analysis Group, the University of Tennessee Department of Electrical Engineering and Computer Science y un largo etcétera.

Y la tesis doctoral antes mencionada no fue el único libro con Lenna en portada. Resulta curioso cómo antes de la existencia de la licencia CC0 que facilita la difusión de contenido digital, ya se aplicaba esta licencia para usar imágenes sin permiso. Eso sin contar con las menciones y aparición de dicha fotografía en artículos académicos. The Next Web encontró en Google Scholar, el buscador de Google especializado en contenido académico, más de 11.400 entradas relacionadas con “Lena image” y 1.680 sobre “Lenna image”.

No fue hasta 1997 que Lena Forsén supo de su popularidad. Fue entonces cuando se la invitó a la 50 edición de la Conferencia anual de la Sociedad de Ciencia y Tecnología de la Imagen. Desde entonces, cada cierto tiempo los medios publicamos algún artículo recordando esta curiosa anécdota de la historia de internet y de la imagen digital. Y polémicas aparte, una joven modelo se convirtió en la musa de los investigadores en fotografía digital.