Hace apenas un mes, la cadena estadounidense CNBC reportó que AT&T estaría considerando vender Warner Bros. Interactive Entertainment, habitualmente conocida como Warner Bros. Games, por una suma cercana a los 4.000 millones de dólares. De hecho, revelaron que varios gigantes de la industria habían mostrado interés en hacerse con la mencionada división de videojuegos. Hoy The Information dio a conocer que Microsoft es otra de las compañías que está al pendiente de la posible venta

Fuentes cercanas al citado medio aseguran que los de Redmond pretenden ampliar el número de estudios internos que poseen actualmente. En este punto es importante aclarar que la compra de Warner Bros. Interactive Entertainment solo incluye los estudios de desarrollo, no las propiedades intelectuales. Es decir, franquicias como Harry Potter, Batman y LEGO seguirían siendo propiedad de Warner; la única excepción sería Mortal Kombat. Por el momento no está del todo claro cómo gestionarán el tema de licencias.

Incluso aunque la venta solo fuera de los equipos creativos, Microsoft estaría sumando estudios de la talla de Avalanche Software (Disney Infinity), Monolith Productions (Middle-earth: Shadow of War), NetherRealm Studios (Mortal Kombat) y Rocksteady Studios (Batman Arkham), TT Games y los estudios de Montreal y Washington, entre otros. Son empresas que ya cuentan con una amplia experiencia en la industria de los videojuegos; cualquier distribuidora querría tenerlos entre sus filas.

Es por eso que los de Redmond no son los únicos interesados. Tanto CNBC como The Information coinciden en que los otros candidatos son Take-Two Interactive, Electronic Arts y Activision Blizzard. Evidentemente, la operación empezará una vez que AT&T decida dar luz verde a la venta. La operadora de telecomunicaciones pretende deshacerse de varios activos para intentar saldar una deuda que ya supera los 165.000 millones de dólares. La división de videojuegos de Warner no parece ser un negocio fundamental para ellos.

La estrategia de reforzar Xbox Games Studios

Microsoft, por su parte, se encuentra a punto de iniciar un nuevo camino con la Xbox Series X. Los dirigidos por Satya Nadella han comprado estudios importantes para reforzar el catálogo exclusivo de su plataforma, el cual quedó muy por detrás de las propuestas de PlayStation en la actual generación. En 2018 adquirieron Playground Games (Forza Horizon), Ninja Theory (Hellblade), Compulsion Games (We Happy Few), Undead Labs (State of Decay), Obsidian Entertainment (The Outer Worlds) e inXile Entertainment (Wasteland).

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.