En una operación conjunta entre el FBI, el Servicio Secreto de Estados Unidos y autoridades de Florida, se arrestó a una persona de 17 años en Tampa por ser el responsable del hackeo masivo a Twitter ocurrido el pasado 15 de julio, según informa The Verge. Los agentes entraron al domicilio del adolescente y lo acusaron de ser "la mente maestra" detrás del ataque, por lo que en este momento se encuentra a la espera de un proceso legal.

30 cargos por hackear a Twitter

El acusado enfrenta hasta 30 cargos, incluyendo fraude organizado, robo de identidad, fraude de comunicaciones y ataque cibernético. Dos días después del suceso, el FBI inició una investigación debido a la gravedad de la situación, pues no se descartaba la intervención de un país extranjero y su posible daño a la seguridad nacional. Sin embargo, al final fue un adolescente que aprovechó las herramientas de administración de Twitter para estafar criptomonedas. Su wallet ingresó más de 120.000 dólares en Bitcoin.

"Estos crímenes fueron perpetrados usando los nombres de personas famosas y celebridades, pero no son las principales víctimas aquí. Este 'Bit-Con' [refiriéndose al fraude] fue diseñado para robar dinero de estadounidenses de todo el país. Incluso aquí en Florida. Este fraude masivo fue orquestado aquí mismo en nuestro patio trasero, y no lo defenderemos". Mencionaron las autoridades del susodicho estado. Sin embargo, por el momento se desconoce si el detenido es el único involucrado.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que otros tres jóvenes están involucrados en el hackeo: Mason Sheppard de 19 años (del Reino Unido) y Nima Fazeli de 22 años (de Orlando, Florida). El cuarto implicado no ha sido identificado.

Recordemos que los hackers accedieron a las cuentas de personas famosas como Elon Musk, Bill Gates, Jeff Bezos, Barack Obama, Joe Biden, Kanye West y Michael Bloomberg, entre muchos otros. También usó los perfiles de Twitter de empresas como Apple y Uber. ¿El objetivo? Estafar a sus seguidores con criptomonedas. Según la red social, el ataque comenzó cuando varios empleados fueron engañados vía telefónica —phishing—; obtuvieron sus credenciales de autenticación a las herramientas de control de Twitter.

Las autoridades advierten las consecuencias

De esta menta lograron acceder, de acuerdo al reporte, a 130 cuentas, de las cuales 45 fueron usadas para la estafa. "Este no es un juego. Son crímenes serios con consecuencias serias, y si crees que puedes estafar a la gente en internet y salirte con la tuya, te enfrentarás a un crudo despertar. Los agentes federales llaman a tu puerta a las 6 de la mañana", indicaron. Será interesante conocer cómo es que el adolescente enfrentará el proceso teniendo en cuenta que todavía es menor de edad.