Uno de los problemas que sigue teniendo Android es la fragmentación de su ecosistema. Es decir, no todos los dispositivos Android tienen la versión más reciente de su sistema operativo. Esto es un problema porque no todos los usuarios tienen las mismas funciones o características.


Y aunque Google ha procurado soluciones a este respecto, como actualizar componentes básicos como Google Play Services, el problema sigue estando ahí. Y es que no es lo mismo controlar el hardware como ocurre con Apple que disponer de decenas de fabricantes con sus propias interfaces y aplicaciones. Eso y que no a todos les interesa pagar por la versión más reciente de Android.

Que tu smartphone Android quede fuera de las actualizaciones de Google implica que su vida útil se vea reducida a varios años. Y es que nadie quiere tener un teléfono que no tiene las versiones más recientes de aplicaciones como WhatsApp, Facebook o TikTok. Es la consecuencia de no poder actualizar Android.

Fragmentación Android Mayo 2020. Fuente: Android Authority

Pero hay soluciones para todo. Si tienes dispositivos Android antiguos que han quedado fuera de las actualizaciones de Google, todavía puedes darle una segunda vida. Además, obtendrás más beneficios como aplicaciones ligeras y rápidas que ocupan menos espacio y consumen menos datos.

Aplicaciones móviles pesadas

Hay dos maneras de disfrutar de tus aplicaciones o servicios favoritos. La primera, desde su sitio web oficial, que normalmente tiene versión de escritorio, para PC o Mac, y versión móvil, para smartphones y tablets. La segunda manera consiste en descargar una aplicación que, en ocasiones, ocupa mucho espacio en la memoria de tu teléfono y que se actualiza cada pocas semanas sin aportar apenas mejoras o cambios.

Desde hace tiempo, algunos creadores de apps han procurado resolver ese problema ofreciendo versiones Lite de sus aplicaciones. Es el caso de Facebook con Facebook Lite y Messenger Lite, Pinterest con Pinterest Lite, Microsoft con Skype Lite. Incluso Google se sumó a esta tendencia con su línea de apps Go: Google Go, Google Maps Go, Gallery Go, Gmail Go

El propósito de estas aplicaciones es consumir menos datos móviles y ocupar menos espacio en disco. Para ello, prescinden de algunas funciones. Muy útil también para smartphones Android antiguos.

Reivindicando las aplicaciones web

Otra estrategia para cumplir con los mismos objetivos es acudir a las aplicaciones web, por defecto más ligeras que las aplicaciones móviles equivalentes. Y a medio camino se mueve Hermit, una aplicación que te da acceso a decenas de aplicaciones móviles en versión ligera y rápida.

Twitter, LinkedIn, Facebook, Instagram, Google, Wikipedia… Cada aplicación integrada en Hermit ocupa 3 MB, nada que ver con las gigantescas aplicaciones que en ocasiones descargamos de Google Play.

Sus responsables aportan más bondades al uso de sus aplicaciones web: son más rápidas, no consumen tantos datos móviles, bloquean publicidad… Además, cuentan con modo nocturno y con modo lectura para limpiar interfaces si estás leyendo algo. En total, más de 20 aspectos a retocar en cada aplicación que quieras usar desde Hermit.

Otras ventajas de Hermit es que permite usar varias apps a la vez, puedes aumentar o reducir el tamaño de la letra de la interfaz y puedes ejecutar tus propios scripts para personalizar el aspecto o funcionamiento o para integrar servicios de terceros.

Por lo demás, aunque Hermit funciona como un navegador web desde el que abrir aplicaciones web, éstas se integran bien en Android. Puedes colocarlas en la pantalla principal de Android, integra el menú Compartir de Android, etc.

Ideal para ahorrar en datos móviles y en espacio en memoria, con Hermit podrás también revitalizar tus Android antiguos y seguir usándolos en vez de guardarlos en un cajón.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.