Microsoft ha reiterado que la retrocompatibilidad será una de las principales apuestas de la Xbox Series X. La consola no solo ofrecerá soporte para todas las generaciones anteriores de la plataforma, también promete mejorar visualmente tus juegos antiguos cuando los disfrutas en el nuevo hardware. Esta característica, como seguramente recuerdas, lleva por nombre Smart Delivery, y hoy los de Redmond nos han explicado algunos ejemplos de cómo podría beneficiarte, incluyendo a tu cartera.

Posibles escenarios

Imaginemos el siguiente escenario: el próximo 17 de septiembre adquieres Cyberpunk 2077 en su versión de Xbox One, pero meses más tarde te conviertes en uno de los afortunados poseedores de la Xbox Series X. ¿Qué sucede con el juego?, ¿tengo que comprarlo por segunda vez para jugarlo en la nueva consola? Para nada. Con Smart Delivery solo necesitas insertar el disco de Xbox One en la Series X y, automáticamente, se descargará la versión optimizada y mejorada.

Cabe señalar que los beneficios también funcionan para las versiones digitales de los juegos. En este caso será todavía más sencillo, pues solo necesitas ingresar a la Microsoft Store de Series X y descargar un juego de tu biblioteca digital. La tienda no te pedirá seleccionar para qué consolas deseas obtenerlo; de manera automática detectará que estás en el nuevo hardware y te ofrecerá el título visualmente mejorado. El objetivo de Microsoft es que el proceso sea lo más sencillo posible.

"Cuando se lance Halo Infinite en Xbox Series X y Xbox One a finales de año, solo tienes que comprar el juego una vez y obtendrás la mejor versión para la consola que tengas, o ambas. Si eliges la Xbox Series X para tu sala, Smart Delivery lo reconocerá y te entregará la versión optimizada. Si decides trasladar tu Xbox One existente a la habitación u oficina, Smart Delivery también lo reconocerá y te brindará esa versión cuando juegues en Xbox One", explica la compañía.

Las 'Third-Parties' deberán decidir si integrarlo o no

Es importante mencionar que la tecnología de Smart Delivery igualmente podrá ser aprovechada por cualquier juego físico que no pertenezca a Microsoft. Sin embargo, será responsabilidad de las empresas decidir si desean integrarlo o dejarlo fuera. Los de Redmond afirman que la biblioteca de Xbox Game Pass podrá beneficiarse de Smart Delivery, aunque para los títulos Third-Party será responsabilidad de sus desarrolladores habilitarlo.

Para finalizar, Smart Delivery podrá guardar el avance de tus juegos de Xbox One y trasladarlos a la Series X. "No tendrás que preocuparte por perder tu progreso. Gracias a nuestro compromiso de compatibilidad entre generaciones, puedes estar seguro de que cuando compras un juego en Xbox One hoy, tu biblioteca de juegos, progresión y todo el legado de los juegos avanza contigo si saltas a la próxima generación con Xbox Series X", concluyeron.