Google anuncio la compra de North, la startup canadiense que lanzó las gafas inteligentes Focals. La adquisición llega luego de días de rumores en los que se aseguraba que la compañía se estaba quedando sin dinero.

Si bien no se anunciaron los detalles de la transacción, el diario The Globe and Mail asegura que Google pagó 180 millones de dólares por North. En una entrada el blog de la tecnológica, Rick Osterloh, máximo responsable de dispositivos y servicios de Google, anunció que la startup se mudará a las oficinas de Kitchener-Waterloo, en Canadá.

Osterloh indica que North es pionero en interfaces de computadora y gafas inteligentes y es una gran adición en el esfuerzo de construir dispositivos y servicios útiles. "Estamos construyendo hacia un futuro donde la ayuda está a tu alrededor, donde todos los dispositivos funcionan juntos y la tecnología se desvanece en el fondo" mencionó el ejecutivo.

La experiencia técnica de North ayudará a medida que continuamos invirtiendo en nuestros esfuerzos de hardware y en el futuro de la informática ambiental.

La compra de North significa que la empresa dejará de dar servicio a sus gafas inteligentes Focals, al mismo tiempo que cancela la segunda versión que ya estaba en desarrollo.

¿Quién es North y por qué la compró Google?

North fue fundada en 2012 bajo el nombre Thalmic Labs. Uno de sus primeros dispositivos fue el Myo, un brazalete inteligente con el que podíamos controlar objetos y software a distancia por medio de gestos. Al colocarse el dispositivo era posible controlar un dron, una presentación de Power Point, aplicaciones de música e incluso jugar videojuegos.

Luego de algunos años en desarrollo, la empresa cambió de nombre en 2018 a North y anunció las Focals, unas gafas inteligentes que utilizan tecnología de visualización holográfica. A primera vista, las Focals continuaban el trabajo que dejó pendiente Google luego de abandonar las Google Glass.

A diferencia de Glass, las Focals optaron por un diseño normal para usarse en el día a día. El armazón tiene integrado un pequeño proyector para desplegar información en el cristal, una solución más práctica que integrar pantallas LCD. Junto a las gafas se ofrece un anillo llamado The Loop para controlar la información que vemos apoyándose en un diminuto joystick.

north-focals

La propuesta era novedosa, sin embargo, el talón de Aquiles de las Focals fue su elevado precio. Las gafas se ofrecieron inicialmente en 1.000 dólares y a pesar de recortar 400 dólares al precio inicial, las ventas nunca pudieron despegar.

La empresa anunció una segunda versión en abril, aunque la realidad es que la situación no era óptima y North se estaba quedando sin dinero. La adquisición por Google asegura que el equipo continuará trabajando en lo que mejor sabe hacer, aunque se desconoce si veremos una nueva versión de Google Glass en el futuro.