Las fuentes de sodas de McDonald's se apuntan como la próxima víctima del coronavirus. La empresa anunció que dejará de ofrecer el refill de autoservicio en más de 14.000 restaurantes. Esto significa que los clientes ya no recibirán un vaso para servirse por su cuenta la bebida, sino que dependerán del personal.

El retiro de fuentes de sodas de autoservicio forma parte de las nuevas medidas sanitarias de McDonald's para evitar el contagio de coronavirus. La empresa cuenta con un renovado manual de instrucciones para desinfectar restaurantes que comenzará a operar en Estados Unidos.

Las medidas de seguridad de la cadena de restaurantes incluyen el distanciamiento social en comedores y máquinas de bebidas atendidas por el personal o cerradas. Si bien el refill hecho por los usuarios se ha retirado en restaurantes de España y México, todavía quedan algunas sucursales con máquinas de autoservicio.

McDonald's implementará nuevas medidas sanitarias al reabrir sus restaurantes

Otros lineamientos incluyen un aumento en la frecuencia de limpieza y desinfección de superficies de alto tránsito y lavado regular de manos de parte de los empleados. Las sucursales contarán con desinfectantes a base de alcohol y se entrenará a los empleados sobre procedimientos de distanciamiento social y operaciones sin necesidad de contacto.

A principios de mayo comenzó a implementarse el protocolo "Entorno Seguro" en más de 500 sucursales de McDonalds en España. La cadena creó un nuevo puesto de responsable de Seguridad e Higiene que se encarga de verificar y garantizar que se cumplan las medidas establecidas por autoridades sanitarias.

Los empleados fueron entrenados en control de aforo para garantizar el distanciamiento social y utilizarán indumentaria de protección durante su jornada de trabajo. En ella se incluye el uso de mascarilla, guantes y gafas protectoras.

La cadena creó un nuevo puesto de responsable de Seguridad e Higiene que se encarga de verificar y garantizar que se cumplan las medidas establecidas por autoridades sanitarias. Sumado a eso se tomará la temperatura antes y después de trabajar y se organizarán en grupos para tener mayor control en caso de darse un positivo por COVID-19.

Otra medida que se explora es llevar una orden a la mesa del cliente en carritos de comida en donde se podrán retirar sin contacto con el personal. Esta idea se explora en un restaurante de Arnhem, Países Bajos, en donde McDonald's también instalará estaciones de lavado de manos en la entrada de sus 180 restaurantes.

👇 Más en Hipertextual