Un equipo de arqueólogos del Museo de la Universidad de Bergen encontraron los restos de un juego de mesa de casi 1.700 años de antigüedad el pasado mes de abril. Sucedió mientras excavaban un yacimiento al oeste de Noruega.

El juego sería más antiguo que el ajedrez, del cual se tiene registro por primera vez en el poema persa Kar-Namag i Ardashir i Pabagan, escrito en el siglo VI.

Los objetos se encontraron en una tumba que correspondería a las fases tempranas de la Edad de Hierro. Cabe la posibilidad que haya sido inspirado en el juego de mesa romano Ludus latrunculorum. En total se encontraron 18 piezas —probablemente fichas— y un dado, el cual tiene forma de varilla alargada con números escritos.

El juego ofrece una mirada única a las tribus germánicas en Escandinavia. También ayudarán a construir una cronología mucho más exacta del uso de dados y fichas en el inicio de la Edad de Hierro en Noruega.

También contribuirá a entender mejor el significado y el impacto social que tuvieron los juegos de mesa durante aquellas épocas.

El equipo de arqueólogos ha publicado un video mostrando en detalle cada uno de los objetos encontrados que componen el juego de mesa:

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.