Uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos los usuarios de tecnología es la compatibilidad entre los dispositivos. Muchos recordarán cuando, hace años, cada marca de teléfono móvil, cámaras, videocámaras, etc, traía su propio cargador y nos teníamos que juntar con una gran cantidad de cables cuando salíamos de viaje. Afortunadamente, desde hace unos años, eso tiende a unificarse y a día de hoy, todo se reduce a tres tipos de cables con esperanza, en muy poco tiempo, de que sea sólo uno.

Con los formatos de vídeo ocurre algo parecido. Cada uno utiliza un tipo de archivo y la compatibilidad entre ellos se convierte, en muchas ocasiones, en un quebradero de cabeza. Por ejemplo: imaginemos que queremos grabar un vídeo de felicitación entre varias personas, y luego editarlo para que el resultado sea mejor todavía. Pues hasta hace no mucho, teníamos que pelearnos con el formato de cada vídeo, teniendo que acudir a conversores de vídeo.

Con una velocidad de hasta 30x, UniConverter permite cambiar el formato del archivo de vídeo sin perder apenas calidad de imagen.

Si no tenemos demasiada idea y buscamos en la web, es sencillo que encontremos muchos proveedores pero que, o bien inundan con una cantidad ingente de anuncios, nos piden mil pasos para llegar a la conversión que queremos o, directamente no reconoce alguno de los formatos. UniConverter es uno de los conversores que mejores valoraciones tiene en la web por parte de sus usuarios. Sus dos cualidades más importantes son su sencillez de uso y la gran compatibilidad de formatos que acepta. Te explicamos cómo funciona.

Antes de empezar a utilizarlo, hay que destacar que es compatible con más mil formatos diferentes entre los que se encuentran, como cabe esperar, los más importantes: MOV, MP4 o AVI. Además, las conversiones de vídeo a través de UniConverter no afectan a la calidad de los vídeos. Es capaz de convertir a una velocidad de 30X sin que la calidad se vea comprometida.

Ahora sí, vamos a ver los simples pasos que debemos seguir para poder utilizar UniConverter. Una vez descargado en nuestro equipo, ya sea la versión para Windows o la versión Mac, entraremos en su panel principal.

Cuando hayamos registrado nuestro usuario y estemos dentro, veremos cinco opciones principales de una manera muy intuitiva. La primera opción es la de convertir. Cuando pinchemos sobre esa opción, sólo debemos subir el archivo que queramos convertir, seleccionar el tipo de archivo al que queremos cambiar y en pocos minutos (dependiendo del tamaño del vídeo), tendremos nuestro nuevo formato. A partir de ahí, ya sólo queda editarlo o compartirlo.

Además de conversor, UniConverter también cuenta con herramientas de edición de vídeo para personalizarlo aún más.

La segunda opción es la de “descargar”, que nos ayudará en el caso de que necesitemos descargar algún vídeo de Internet para usarlo en nuestro proyecto. Es tan sencillo como poner la URL y el propio programa descargará el vídeo en nuestro equipo. Listo para editar.

La tercera opción es la de “grabar”, donde podremos guardar todos los vídeos en un DVD o Blu-Ray. Especialmente útil si queremos hacer un regalo físico a un familiar o amigo.

La cuarta es “transferir”, a través de la cual podremos enviar nuestro vídeo a otros dispositivos móviles, como nuestro smartphone o la televisión en caso de que sea compatible. Sin cables.

Por último, la cuarta opción es una de las que más posibilidades ofrece para personalizar nuestro vídeo al máximo. Es la llamada “Toolbox” con la que podremos editar, por ejemplo recortando algún plano, añadiendo efectos, crear GIFS o agregar subtítulos o una marca de agua.

Si tienes más dudas sobre cómo funciona, aquí tienes una guía de usuario con todos los pasos.

UniConverter está disponible tanto para Windows como para Mac. Puedes descargarte la versión gratuita, que te ofrece ciertas limitaciones en el uso pero que puede ser suficiente para sacarte de más de un apuro de edición de vídeo, y una versión de pago mucho más completa y con ofertas anuales. Además, si no queremos descargarnos ningún programa, también cuenta con una versión online en la que poder trabajar y luego

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.