Se hace llamar Neutrino. En su cuenta de Twitter dice vivir en Bengaluru, Karnataka (India). Se define a sí mismo como un entusiasta de la electrónica que disfruta montando cosas. Y su última genialidad ha sido hackear una calculadora Casio no programable.

Introducir información en una calculadora moderna es relativamente sencillo. Su nivel de sofisticación es tal que algunas calculadoras se pueden programar y preparar con fórmulas o datos previos que puedes recuperar pulsando un par de botones. Pero durante un examen, el profesor de turno es consciente de ello y suele prohibir el uso de smartphones y de determinados modelos de calculadoras, hasta el punto de sólo permitir ciertos modelos no programables.

Así pues, ¿cómo haces para que una calculadora Casio científica pero simple te dé respuestas durante un examen? Neutrino empleó para su experimento una calculadora Casio fx-991MS. Como calculadora, se trata de un modelo muy completo. Permite operar con ecuaciones, diferencias e integrales, cálculo matricial y vectorial, 9 memorias de variables y 40 constantes científicas. Además, tiene un panel solar para cargar su batería. Y aquí está la clave del hackeo.

Hacking de hardware con estilo

Cuando hablamos de hacking solemos asociarlo a ataques remotos de ordenador a ordenador. Pero el hacking, en su origen, consiste en mejorar cualquier dispositivo o software para dotarlo de más o mejores funciones. En el caso que nos ocupa, Neutrino añadió a su calculadora conectividad Wi-Fi para obtener respuestas. E incluso lo dotó de chat para preguntar aquello que no pudiera encontrar. La herramienta definitiva para sacar buena nota en un examen complicado. Poco ético pero una genialidad desde el punto de vista tecnológico.

Para hackear su calculadora Casio modelo fx-991MS, Neutrino aprovechó la ranura donde se asienta el pequeño panel solar que sirve para alimentar esta calculadora. En su lugar, instaló un panel OLED que, apagado, tenía el mismo aspecto que la placa solar original. Para que la calculadora siguiera funcionando, instaló una batería recargable y un módulo wifi ESP8266 ESP-12E.

Así, de un calculadora científica no programable obtenemos una calculadora con acceso a internet. Además, ese módulo integra procesador, memoria e interface para realizar determinadas tareas. Entre ellas, descargar datos o información de Firebase. En este caso, respuestas a posibles preguntas en un examen en forma de chat. Según qué preguntas, obtienes una respuesta.

Una pregunta interesante es, ¿cómo interaccionar con esa base de datos? ¿Sirven las teclas por defecto de la calculadora? Si nos fijamos, las teclas de ese modelo son las habituales en una calculadora, pensada para realizar operaciones matemáticas, no para introducir palabras o frases. La solución de Neutrino fue usar OneButton, una librería Arduino que sirve para que un mismo botón tenga varias funciones según las veces que lo pulses.

Y para realizar las preguntas e interaccionar con la pantalla OLED, Neutrino colocó un imán en la parte posterior de la calculadora camuflado con una correa. Según el movimiento y toques del imán, éste servía para encender el dispositivo y navegar por el menú.

Un hackeo original que puedes hacer tú mismo

Lo mejor de todo es que la calculadora como tal seguía siendo funcional. Pero, ahora, además, podías obtener información desde internet previamente cargada en un repositorio de Firebase.

Además de la explicación de Neutrino en su vídeo de YouTube, puedes consultar su documentación en el repositorio de GitHub donde explica qué necesitas y cómo realizar el montaje y configuración. Toda la documentación y material disponible en el repositorio es accesible mediante licencia MIT.

No hace falta recordar que copiar en un examen o hacer trampas está mal. Pero desde el punto de vista del hacking, mejorar una calculadora como la fx-991MS es un proyecto muy interesante y con resultados sorprendentes, como hemos podido comprobar.

👇 Más en Hipertextual