Aunque Google tiene su propio sistema operativo Android entorno al cual hay todo un ecosistema de dispositivos, en ocasiones surgen opciones y características propias para plataformas de la competencia, como es el caso de Apple.

Como ejemplo el tema que nos ocupa, Google Drive, el servicio de almacenamiento online de Google que puedes usar en cualquier dispositivo, y esto incluye iPhone y iPad. Además, ofrece funciones muy prácticas como 15GB de espacio gratuito, sincronización automática, edición y creación de documentos…

Precisamente, iPhone y iPad cuentan con medidas de seguridad propias, como son el Touch ID y el Face ID. El primero sirve para desbloquear la pantalla o cualquier aplicación empleando la huella dactilar de tu dedo. Face ID, por su parte, hace lo propio mediante reconocimiento facial.

Más seguridad en Google Drive

Pues bien. Resulta que Google Drive para iOS y iPadOS permite activar un extra de seguridad aprovechando la tecnología Touch ID y Face ID de los smartphones y tablets Apple. Es decir, además de servir para desbloquear la pantalla principal, una vez abierta la aplicación de Google, sin esta segunda capa de seguridad, Google Drive no mostrará los archivos asociados a la cuenta o cuentas configuradas.

Al parecer, esta opción ya está disponible en versiones anteriores de iOS, desapareció, y ha vuelto de nuevo para que los usuarios de Apple podamos proteger todavía más los archivos almacenados en Google Drive.

Para activar esta opción sólo hay que abrir la app de Google Drive en iPhone o iPad, a poder ser en su versión más actual. Puedes comprobar si está actualizada desde la App Store. Una vez dentro de Google Drive, en el menú de la esquina superior izquierda veremos la opción Ajustes. Dentro, pulsamos en Pantalla de privacidad.

Lo único que tenemos que hacer es pulsar en el botón gris de esa pantalla. A la izquierda dice algo así como “Con la pantalla de privacidad habilitada, necesitarás Touch ID y una contraseña para acceder a esta aplicación”.

Una vez activado, también podrás configurar el tiempo de espera. Desde Inmediatamente hasta 10 minutos, 1 minuto o 10 segundos.

Fácil y rápido

De ahora en adelante, cada vez que abras Google Drive, en vez de tener acceso a tus archivos como siempre, deberás introducir tu código o activar el Touch ID o el Face ID como haces normalmente.

Con todo, Google advierte que hay algunas opciones que pueden escapar de esa seguridad. Es decir, a pesar de ese bloqueo adicional, puede que se muestren notificaciones o cierta información en Siri. Pero lo importante, tus archivos y documentos, estarán bloqueados a no ser que actives Touch ID o Face ID.