España se subirá al carro de Alemania, Suiza e Italia con el lanzamiento de una aplicación para teléfonos móviles que permita rastrear los contactos con personas infectadas de coronavirus y detener así su propagación. El Gobierno recurrirá, para ello, al sistema de Apple y Google, según informa El Confidencial.

Las fuentes consultadas por dicho diario aseguran que el trabajo se encuentra en una fase muy avanzada. En su desarrollo han intervenido ingenieros de diferentes empresas, incluyendo Telefónica. También han participado equipos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza), quienes crearon el protocolo descentralizado DP3T.

El objetivo del Gobierno, que decretó el estado de alarma por la expansión del coronavirus durante el mes de marzo, es probar el funcionamiento de esta aplicación en Canarias, según ha explicado Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital. El proyecto piloto comenzaría a funcionar el próximo mes de junio.

El Confidencial, que menciona a fuentes cercanas al plan del Gobierno, señala que el siguiente paso es conectar la aplicación con los sistemas sanitarios. El diario también señala que actualmente se está evaluando la creación de un registro nacional, en lugar de encargarse cada Comunidad Autónoma.

Así funciona la API de Google y Apple para combatir el coronavirus

iPhone coronavirus Google Apple

El sistema de Apple y Google fue presentado a finales de abril. Este, para preservar la privacidad de los usuarios, no recopila la ubicación de los teléfonos. En su lugar, utiliza la conectividad Bluetooth presente en millones de smartphones para detectar cuándo una persona ha estado cerca de un infectado por coronavirus el tiempo suficiente como para haber sido contagiada.

El funcionamiento del sistema diseñado por Apple y Google es el siguiente:

  • Al iniciarse el sistema, los móviles generarán una serie alfanumérica que actuará como identificador. Estas series se emitirán al exterior mediante la conectividad Bluetooth. Para proteger la privacidad de los usuarios, el identificador de cada smartphone cambiará periódicamente.
  • En paralelo, todos los teléfonos móviles que hayan activado este sistema también comenzarán a recopilar los identificadores emitidos por los smartphones situados a su alrededor. Estos identificadores quedan almacenados en la memoria del dispositivo durante un periodo de 14 días.
  • Si una persona da positivo en COVID-19, podrá subir a un servidor gestionado por el Gobierno todos los identificadores que su smartphone haya emitido al exterior durante los días previos.
  • El resto de personas podrán comprobar –a través de la aplicación desarrollada por el Gobierno– si alguno de los identificadores captados por sus smartphones coincide con los disponibles en el servidor. Si ese fuera el caso, su teléfono móvil le informaría de que ha estado cerca de una persona que ha dado positivo en COVID-19. El siguiente paso sería contactar con el personal sanitario correspondiente y seguir sus recomendaciones.

👇 Más en Hipertextual