Tesla finalmente ha lanzado una de las actualizaciones más esperadas del Autopilot: la capacidad de detenerse en semáforos y signos de STOP dentro de ciudad. Ha empezado a llegar a la flota de vehículos que tengan el paquete de conducción autónoma total (full self-driving) y el Hardware 3.0. Ya empiezan a aparecer videos en redes sociales y YouTube mostrando su funcionamiento.

La nueva característica es parte de la actualización 2020.12.6 y se está activando en fase beta solamente dentro de Estados Unidos debido a temas regulatorios.

Las instrucciones oficiales de Tesla, que vienen en las notas de la actualización son:

Detenerse en semáforos y signos de STOP está diseñado para reconocer y responder a dichas señales, desacelerando y deteniendo por completo el coche. Esta característica disminuirá la velocidad en todos los semáforos independientemente de si esté en verde o amarillo.

A medida que el vehículo se acerca a una intersección, se indicará por medio de notificaciones que desacelerará y/o se detendrá ante un semáforo en rojo o una señal de STOP.

Para continuar la marcha, bajar la palanca de selección de cambios una vez o pisar ligeramente el acelerador para confirmar que es seguro proceder. Como todas las modalidades de Autopilot, es fundamental mantener toda la atención sobre la vía para tomar acción inmediata en caso que sea necesario.

Esta nueva característica del Autopilot será muy conservadora al principio, tomando extra precauciones y reduciendo la velocidad. Tampoco intentará dar giros en intersecciones. A medida que pase el tiempo y hagamos más aprendizaje, funcionará de manera más natural.

La llegada de esta nueva característica a mercados internacionales es incierta. Es posible que en Europa no se active debido a que la regulación sobre sistemas de asistencia en la conducción son mucho más estrictas que en otros países.

Esta es la primera vez que Tesla activa una función de conducción autónoma dentro de ciudad y sería el primer paso —de muchos— para que funcione realmente bien.

Tanto Elon Musk como la web de Tesla prometieron que la conducción autónoma total llegaría a finales de 2019, eso no sucedió y es probable que no suceda por algunos años más. Hay decenas de elementos en movimiento más allá de la tecnología que tienen que «alinearse» para que veamos coches autónomos circulando por todo el mundo, incluyendo leyes locales que lo permitan y sobre todo, que lo regulen.

10 características que no conocías de los Tesla Model 3

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.